Por este motivo, los zocos son parte de la idiosincrasia marroquí y también son parte del encanto misterioso que tienen sus ciudades.

Los zocos que hay en Fez son muy variados, en él se pueden encontrar todos los productos que necesites. Entre los más interesantes se encuentran:

  • Zoco de Henna: hace varios siglos que este mercado de cosméticos y productos farmacéuticos se estableció en Fez. El producto más importante que vende es el que da nombre al zoco o sea la Henna muy utilizado por las mujeres para teñirse el pelo y las manos.
  • Zoco Nejjarine: se encuentra cerca del Museo de Arte y Artesanía de la Madera, compuesto por artesanos carpinteros que exhiben verdaderas obras de arte.
  • Zoco Attarine: tiene una gran cantidad de especias para comercializar pero antiguamente era muy popular por sus productos farmacéuticos. Es la herencia arábiga de Andalusía.
  • Zoco Bellagine: antiguamente era el zoco que se encargaba de fabricar los zapatos de madera que se usaban durante la época de lluvia y, además, cerraduras de madera también.
  • Zoco Sekkatine: es un zoco especializado en productos para equipar caballos y mulas.
  • Zoco Chemainne: antiguamente se dedicaban a la fabricación y venta de velas pero actualmente se dedica a la venta de frutas secas.
  • Zoco de Tilis: se especializa en alfombras.
  • Zoco Kissaria Serrajine: se especializa en bordados, babuchas decoradas con bordados y caftanes.
  • Zoco Aïn – Allou: se dedica a artículos de cuero.
  • Zoco Foundouk de Jiaf: es un zoco especialista en tejidos artesanales bellísimos.
  • Zoco de la Joutia: es el mercado típico de la sal y el pesacado, que llega desde el Mar Mediterráneo y del Atlántico ya que Fez se encuentra equidistante de ambos.
  • Zoco Ech Chabine: es el de las plantas medicinales y se localiza por su perfume intenso de hierbas y plantas medicinales. Estas plantas son el paradigma de la tradición marroquí por lo que este zoco es muy significativo para los pobladores de Fez.

Un zoco de Fez al aire libre

Mientras recorres los zocos es normal sorprenderse con el ruido que hacen los calderos mientras se revuelve el cobre o el latón para confeccionar cazuelas de todo tipo de tamaños.

Por otra parte se escuchan los pequeños golpes que se producen en los telares mientras se confeccionan alfombras, mantas y todo tipo de tejido.

También Fez sorprende por su alfarería y sus talleres de peletería son muy valorados tanto por los lugareños como por los turistas ya que la buena calidad de los productos es sorprendente.

Un gremio aparte lo conforman los tintoreros que, a pesar del perfume intenso que despiden, son muy interesantes de ver.

Si realmente quieres conocer Fez no puedes dejar de vivirla con los cinco sentidos visitando sus zocos.