Kioto es el centro de la industria del entretenimiento en Japón, donde se han rodado numerosas películas y programas de televisión. Sus barrios han servido de escenario para famosas películas de samuráis y algunos de sus estudios de filmación funcionan como atracciones turísticas. Además de esto, en la actualidad, los visitantes pueden presenciar a menudo el rodaje de las películas. Kioto también es conocida por su deliciosa gastronomía. Ya que se encuentra un poco lejos del mar, su cocina no está tan centrada en la elaboración de diferentes tipos de sushi, sino que más bien se caracteriza por el uso de vegetales oriundos del lugar y las regiones circunvecinas.

Ejemplo de la gastronomía de Kioto

Declarados como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, los Monumentos Históricos de la Antigua Ciudad de Kioto, la convierten en el centro de la cultura japonesa. Kioto posee algunos de los santuarios, palacios, jardines y templos budistas de más renombre en Japón. De estos templos (cuya cifra asciende a los 2000) 1.600 pertenecen a la religión budista y 400 de ellos son sintoístas). Kioto se encuentra entre las ciudades mejor preservadas de Japón, por lo que si te gusta la arquitectura antigua de seguro te agradará viajar a esta hermosa ciudad.  

Uno de los templos de Kioto

Kioto tiene centenares de lugares fuera de las recomendaciones generales, que sorprenden y enamoran por igual. No basta un viaje de solo unos pocos días para descubrir todos estos maravillosos lugares, y es recomendable crear una lista de lo que nos gustaría ver y hacer en Kioto, para, de esta manera, aprovechar al máximo nuestra estancia en la ciudad. Una buena idea es tomar un mapa y dividirlo en zonas y seleccionar nuestros sitios de interés. Las visitas guiadas son siempre una gran opción, como las que se ofrecen en la zona centro.

Además de ver los santuarios, templos y antiguas edificaciones, podemos realizar actividades como alquilar una bicicleta y recorrer Kioto (al mejor estilo de los lugareños), visitar la torre de madera más alta del país,  hacer un picnic en alguno de los parques como el Maruyama o disfrutar de un espectáculo en Gion, una de las calles más bulliciosas de la ciudad, para aprender algo de la cultura tradicional de Kioto. Si cruzas el puente Togetsukyō puedes perderte en el bambú, y observar a los monos de Iwatayama. Puedes también disfrutar de actividades tan diversas como teñir telas de la manera tradicional, trabajar con cerámica o pintar abanicos. La ciudad también ofrece tres grandes festivales, a los que puedes asistir y sorprenderte con su hermosa iluminación nocturna.

Parque Maruyama

En Pontocho, una de las callejuelas con más fama de Kioto, puedes detenerte a comprar algunos takoyaki en un puesto al final de la calle y luego comerlos disfrutando del paisaje en el rio Kamogawa. En un paseo por Gion, a media tarde, se puede ver a las geishas y los maikos acudir a sus banquetes, principalmente desde la calle Hanamikoji. En esta misma calle puedes dirigirte hacia alguno de los restaurantes tradicionales y disfrutar de la clásica kaiseki ryōri y su distinguido sabor.  

Zona de gion en Tokio