• Cuida tu postura siempre: Un buen método para mantener el vientre plano es mantener la espalda recta, si nuestro trabajo es sedentario y tenemos que estar gran parte del día sentados es normal que descuidemos la postura. Por eso es importante que nos obliguemos a mantener la espalda siempre erguida, sacar pecho aguantar el abdomen presionado, con este simple gesto tonificamos el vientre sin casi esfuerzo y podemos hacerlo en cualquier momento.
  • Bebe agua con moderación: A  veces  podemos tener el vientre más inflado al retener líquidos, para ello aunque suene raro, cuanto más agua retienes más agua necesitas beber para diluir la sal y eliminarla en la orina. De ahí que incluso se recomiende beber agua en ayunas, de modo que este líquido sea lo primero que ingieres al empezar el día. Lo ideal es consumir al menos ochos vasos de agua al día, si estamos sometidos a altas temperaturas podemos beber más agua para evitar la deshidratación, pero no es bueno forzar. Consumir más agua de la cuenta puede hinchar nuestro estómago y dilatarlo. Puedes combinar el agua con algunas infusiones ideales para reducir la barriga.
  • Eliminar gases.  Si sufrimos problemas de gases por estrés, mala digestión o intolerancia a algunos alimentos y no podemos eliminarlos de manera natural, nuestro estómago se hincha y se puede acumular grasa en la zona abdominal. Si durante el día nuestro vientre se hincha, lo más probable es que suframos un problema de gases, para eliminarlos podemos probar algunas infusiones naturales y, por supuesto, consultarlo con nuestro médico. Él nos indicará las causas de nuestro problema y nos indicará un plan de alimentación para ayudarnos a eliminar el exceso de gas. 
  • Caminar de forma regular: auqnue hablamos de recudir el vientre sin ejercicio, no hay que llevar una vida sedentaria. Te recomendamos simplemente un paseo diario, sin llegar a ejercicios extremos. Es importante que intentemos caminar más de lo habitual, poniendonos la meta de hacerlo durante una hora más o menos al día. Esto activará nuestro metabolismo, lo que favorecerá la quema de grasa de nuestro abdomen de una manera más eficiente.
  • Mantener el vientre en tensión: Ya hemos dicho que caminar es fundamental para nuestra salud y para mantener el vientre plano, mientras lo hacemos mantener el abdomen.
  • Come con cabeza: Reducir el abdomen no es cuestión de dejar de comer, en lugar de eso, lo ideal es masticar muchas más veces los alimentos de lo que estamos acostumbrados con ello conseguiremos aumentar la sensación de saciedad con menos comida. Además si comemos muy rápido es muy probable que traguemos aire, por lo que nuestro abdomen se hinchará.
  • Relajarse: Estando nerviosos, el cuerpo incrementa la producción de esteroides y las hormonas del estrés lo que afecta a nuestro sistema digestivo. Además el estrés aumenta la producción de la hormona de cortisol que envía un exceso de grasa a nuestro abdomen provocando que el vientre se hinche. Así que como parte de tu plan para conseguir una barriga plana, nada voluminosa, te incluímos el objetivo de controlar tus niveles de estrés.