De hecho, habrás notado que algunos pequeños solo necesitan de una ayuda para dormir, normalmente costumbres, como algún peluche, canción o cuento, quizás solo un vasito de leche, para ayudar al bebé a tener dulces sueños.

Muchas veces ayudar a conciliar el sueño de tu pequeño es algo que te preocupa y te lleva a tomar decisiones como que involucran la dependencia de un elemento externo; debes saber que no es recomendable porque cuando no disponga de ese elemento sufrirá. 

Por eso hoy en nuestro post te daremos algunos trucos y consejos para dormir a tu bebé, algo que puede parecer muy complicado, más cuando eres madre primeriza, así que toma nota.

Consejos para dormir a tu bebé

Vamos a darte algunos consejos que te ayudarán a que terminen las noches sin dormir y sobre todo a que el pequeño tenga el descanso que necesite, algo fundamental en su desarrollo. Aquí tienes nuestros principales trucos:

  • Lo ideal sería que bañaras a tu pequeño antes de ir a la cama. Esto logrará relajarlo y refrescarlo, quitándole cualquier incomodidad, logrando un sueño más profundo.
  • Mantener la habitación en una temperatura adecuada, con un buen baño y ropa limpia, tu pequeño se sentirá mucho más a gusto y dormir a tu bebé.
  • Lo ideal para dormir a tu bebé como un angelito, sería la luz débil, evitando lugares muy iluminados notarás como tu pequeño duerme mucho mejor.
  • Lograr que tu bebé se sienta seguro. Esto proporcionará para tu pequeño un ambiente cercano al vientre materno, lo que es sumamente necesario para que tu pequeño pueda estar tranquilo y sentirse protegido.

Cuando envuelves a tu bebé con una manta, logras obtener este efecto, pero debes tener cuidado de que la manta no llegue a inmovilizarlo, pues podría llegar a ser peligroso.

  • Acuesta a tu bebé en la cuna cuando esté entre dormido, para que se acomode y logre descansar sin ningún problema porque si está despierto se sentirá un poco nervioso, y comenzará a llorar.
  •  Preparar una rutina para dormir a tu bebé. Si tu pequeño se duerme inmediatamente después de la comida, déjalo descansar y no lo animes a jugar.
  • Así mismo, para dormir a tu bebé lo más recomendable es que no lo entretengas o se mantendrá despierto por horas. Crear una rutina hará que sea mucho más fácil para tu bebé conciliar el sueño.
  • Tranquilizarlo al dormir. En cada bebé encontrarás un pequeño mundo y tendrás que saber en qué situaciones tu hijo se encuentra más tranquilo.

Muchos pequeños son más apegados a dormir en la cuna, otros en nuestros brazos y de hecho algunos se duermen en el coche.

  • Otra dificultad que se puede presentar para dormir a tu bebé es cuando salen algunos de sus dientes, así que te recomiendo estar atento y saber en qué situación debes llamar a tu médico de cabecera y así lograr que duerma sin problema.
  • Una de las prácticas más comunes es darle un poco de biberón a tu bebé  para que quede lleno y le den ganas de dormir. También  puedes practicar masajes, con las cremas y geles adecuados,  en un ambiente tranquilo y poco iluminado para fomentar la relajación de tu bebé.

Por eso es tan importante ser constantes en las rutinas para lograr que duerma en el momento que decidamos de forma diaria, así él mismo irá adquiriendo hábitos que lo acompañarán a medida que crezca. Recuerda que el descanso es un elemento fundamental en su proceso de crecimiento.