Pero por si este motivo no fuera suficiente, cortar las cutículas favorece la aparición de los molestos padrastros, que no solo causan heriditas en los dedos, también son muy antiestéticos.

Ahora ya sabemos que cortas las cutículas no es una opción, pero si lo es cuidarlas para que se vean bien bonitas y no desentonen en la manicura. Ni siquiera es necesario echarlas hacia atrás, si se cuidan mucho y se ven sanas, no tienen por qué ser un problema para la salud de tus uñas. Seguramente te preucpe mantener las uñas duras y con un buen aspecto, así que también vamos a ayudarte a mantener en buen estado esta unión de la uña que son las cutículas.

Cremas para cutículas y uñas

Una crema muy sencilla se elabora con una parte de glicerina, una de aceite de almendras y otra de manteca de cacao. Esta crema, con estos tres elementos tan hidratantes, ayudará no solo a las cutículas, también hidratará muy bien las uñas si se usa con ellas sin pintura.

Es bueno dejar que esta crema actúe durante un buen rato para que se absorba todo lo que la mano necesita. Si se aplica con un suave masaje se estimulará la circulación y se favorecerá el crecimiento de la uña.

Otro remedio mucho más sencillo de conseguir consiste en colocar en una vasija para manicura jugo de limón (recuerda que el limón tiene propiedades curativas que puedes aplicar sobre la piel y otros tejidos) y aceite de oliva a partes iguales e introducir los dedos. Déjalos un buen rato y luego los de la otra mano. No los seques al momento, sino que permite que actúe durante un poco antes de secar un poco las manos con papel, sin frotar ni lavarlas.

Si usas este truco antes de ir a dormir, la mezcla estará actuando toda la noche hasta la mañana en la que te lavarás las manos.

También puedes cada día antes de dormir aplicar sobre la cutícula una capita de vaselina para que hidrate bien la piel. Puedes hacerlo también sobre las uñas, pero estas deberían de estar sin esmalte, ya que si están pintadas no dejarán que penetre la vaselina.

Otros consejos importantes

Evita pintarte las cutículas cuando pintes las uñas. La pintura no dejará respirar la piel. Para que las uñas se vean bonitas tampoco deben de estar pintadas todo el rato, por lo que se recomienda dejar al menos un día entre el borrado y el posterior pintado, dándoles una buena hidratación entre medias.

Utiliza esmaltes de calidad que no maltraten tus uñas y tus cutículas. Hay mucha diferencia entre unas lacas de uñas y otras, por lo que es importante escoger aquellas que aportan menos perjuicios.

Utiliza un quitaesmaltes sin acetona, que no sea agresivo ni con la piel ni con la uña. Evitarás no solo que se amarilleen las uñas, también evitarás que la piel se pele.