Se trata de una nueva versión de este deportivo japonés tan popular, en esta ocasión con un proyecto ambicioso que combinará la tecnología de Toyota con la de BMW, utilizando algunos de los recursos de este fabricante alemán. De ahí que podamos encontrar algunos componentes, especialmente mecánicos, que equipa también el último modelo BMW Z5.

Sin duda esta colaboración entre Toyota y BMW es producto de varios años trabajando juntos en diferentes proyectos, así que no es tan sorprendente que finalmente tanto el nuevo Z4 como este Supra que será presentado para el 2018 compartan motores eléctricos y gasolina. Los propulsores elegidos para ambos modelos son motores híbridos, que combinarán un motor eléctrico con otro gasolina, además de ofrecer tracción a las cuatro ruedas.

Según las declaraciones de Ian Robertson, Responsable de Ventas y Marketing de BMW sobre la colaboración estrecha entre BMW y Toyota, mostró cómo este trabajo conjunto permitirá que estos modelos puedan mejorar las prestaciones en el área de los modelos más deportivos. Comentó textualmente: “Lo único que tenemos claro es que ahora podemos trabajar con una plataforma para ambas compañías”…“La misma plataforma puede generar dos posicionamientos”.

En cualquier caso, no hay que alarmarse, esto no quiere decir que el mítico Toyota Supra pase a ser un deportivo alemán, esta colaboración no le quitará el estilo que siempre ha mostrado este gran vehículo de origen japonés. Vamos a ver algunas características que presentará este nuevo modelo y comprobarás como la esencia del Supra no se ha perdido a pesar de esta mezcla entre tecnologías bávaras y niponas.

En cuanto al motor que equipará, aunque aún se desconocen todos los detalles, hay que destacar que su sistema híbrido se alimentará gracias al frenado regenerativo, capaz de acumular la energía que se desperdicia mientras disminuye la marcha, guardando así la energía eléctrica en una batería de iones de litio. Se puede deducir que, a pesar de contar con motor gasolina también, el nuevo Supra será un híbrido enchufable, capaz de funcionar únicamente con energía eléctrica. También hay que destacar que puede ser la primera vez que Toyota use una caja de cambios de doble embrague en un vehículo híbrido.

Y pasamos ahora a dar más detalles sobre el rendimiento que ofrecerán sus nuevos motores. Aún no se ha hecho público si se optará por equipar un sistema de motor híbrido de seis cilindros, en cuyo caso contaría con unos 350 CV, o incluso capaz de llegar a los 450 CV de potencia. Aunque podría sorprendernos el anuncio de que finalmente Toyota opte por equipar un motor propio a este modelo en lugar de uno fabricado por BMW. Son detalles para los que tendremos que esperar un tiempo hasta comprobar cuál será la decisión final.

Y pasando ahora a los aspectos de diseño, es sorprendente que el chasis del nuevo Toyota Supra está siendo desarrollado por BMW, así que aunque siga teniendo un estilo japonés, algunos ingenieros nipones parecen bastante disconformes con esta medida al opinar que se ha perdido el estilo más purista de este modelo típico de la marca.

En cualquier caso parece ser que se mantendrán las distancias entre el modelo alemány el japonés. Como principales diferencias, hay que destacar que el BMW Z5 se centrará en un modelo descapotable, mientras que en el caso del Toyota Supra tendrá un diseño coupé, sin opción descapotable, por lo que esto ya anticipa que van a competir para públicos muy diferentes dentro del ámbito de los grandes deportivos.