Comienza siempre con un precalentamiento para evitar que los músculos se lastimen. El tiempo que se dedique al trabajo conviene graduarlo e ir incrementándolo a medida que se avanza en la ejercitación.

La rutina de ejercicios será acorde a la forma de tus piernas, es decir, si tus muslos son voluminosos, primero hay que adelgazarlos y luego tonificarlos. Si tus muslos son muy delgados el objetivo es aumentar la masa muscular. Si tus piernas son blandas y sin forma comienza con bicicleta fija 20 minutos 3 veces por semana, el trabajo para este caso es el más intenso.

Los ejercicios básicos para todos los casos que te ayudarán a tonificar tus piernas, teniendo así un estado de forma óptimo, son:

  1. Contorno interno: agarrar una pelota grande con las piernas, apretar y relajar. Comenzar con cinco repeticiones en la primera semana y luego ir aumentando hasta llegar a 20 repeticiones.
  2. Para pantorrillas: subir y bajar escaleras por lo menos 10 minutos por día. Elevar los talones quedándose en punta de pie y luego bajar, otros 10 minutos diarios.
  3. Para los glúteos: de pie con una pierna adelante y otra un poco para atrás flexionada, ésta se estira y se flexiona por 10 minutos y se cambia de pierna por otros 10 minutos. Mientras se hace este ejercicio se contrae el abdomen.
  4. Para los tobillos, girar la articulación para un lado y para el otro primero con una pierna y luego con la otra.
  5. Para la pierna en general: de pie con las piernas separadas la distancia de los hombros y los pies paralelos entre sí, agacharse y levantarse sin levantar los talones. Comenzar con 10 movimientos e ir aumentándolos hasta llegar a 30.

Estos son ejercicios que puedes realizar en tu casa, al principio sin sobre pesos y luego se puede comenzar a colocar pesas en los tobillos para intensificar la práctica. Si decides ir a un gimnasio vas a contar con un personal trainer y con aparatos especiales para hacer las rutinas.

Para quemar la grasa de las piernas, se puede caminar, trotar, andar en bicicleta. En lo posible unos 30 minutos por día. A esto se le agregan los ejercicios anteriores, recuerda que una cosa no reemplaza la otra. Los ejercicios específicos de piernas deben realizarse día por medio para dar un tiempo de descanso al músculo. Es más efectivo hacerlo de esta manera ya que el músculo aprovecha mejor el trabajo.

Para finalizar, no olvides que si tus piernas tienen exceso de grasa, tienes que hacer una dieta baja en calorías para que el trabajo sea completo. Para un cuerpo saludable, una dieta personalizada por un especialista y una buena cuota de ejercitación para obtener el resultado buscado.