Para cocinar diferentes tipos de alimentos necesitamos también diferentes tipos de masas. Existen varias masas que nos darán diversos tipos de texturas y sabores en los platos que presentemos en la mesa a diario; veamos cuáles versiones tenemos para masas y que características tienen.

  • Masa quebrada: La masa quebrada es el tipo de masa que se utiliza más comúnmente para hacer bases para las tartas y pays cerrados. Es una masa que se prepara con harina, mantequilla y un poco de azúcar por lo general, a menos que sea salada. Se debe trabajar rápidamente pues su consistencia quebrada tipo galleta, consiste en que la mantequilla no se derrita y que se amase de forma tosca y sin crear enlaces de gluten. Esta masa cuando se prepara dulce se utiliza para preparar galletas, mientras que la versión salada se emplea para cocinar tartas.
  • Masa filo: Aunque se puede cocinar en casa la masa filo por lo general es recomendable comprarla, ya que se trata de una que es extremadamente delgada, casi con el grosor de una hoja de papel de arroz. Por lo general se consigue en lugares de repostería y tiendas especializadas. Entre cada una de las capas de esta masa que es extremadamente crujiente se deben colocar mantequilla para evitar que se quiebre.
  • Masa de hojaldre: La masa de hojaldre es muy versátil y quizá una de las más conocidas en la repostería, ya que con ella se pueden preparar desde panes dulces como son las facturas argentinas, así como tartas, quichés y demás alimentos dulces o salados. La masa de hojaldre se prepara con mantequilla, harina, levadura y agua, y su característica de diversas capas de masa se debe a que por acción de diversas vueltas al amasarla esta genera capas y capas de mantequilla. Es común encontrarla preparada, en supermercados y tiendas de repostería pero también se puede preparar en casa aunque te advertimos, es un poco complicado o más bien laborioso.
  • Masas regulares: Además podemos mencionar las masas un poco más comunes como las que empleamos para preparar pan en cualquiera de sus presentaciones o las masas para freír con las que se elaboran postres y alimentos como churros, donas o panes rellenos cocinados al vapor o fritos como sucede en la cocina oriental.

Finalmente la pasta también es una masa que se elabora con agua, huevo, harina y en muchas ocasiones semolina, pero esta la podemos ver detenidamente en otra ocasión.