Estos consejos te ayudarán a saber cómo disponer de energía, pudiendo así superar todos los retos diarios, encargándote de tus tareas en el trabajo o la familia:

  • Disfruta del día: La rutina puede cansarte y agobiarte, procura disfrutar del día cuando trabajes para así no sentir la jornada pesada. Empieza el día con música, un abundante y rico desayuno, saluda a tus colegas, sal a comer con un amigo, date el coffee break para descansar un poco y relájate en tu casa cenando delicioso. Disfruta tus días plenamente.
  • Descansa cuando te sientas cansado: Tener energía todo el día no quiere decir jamás cansarse, sino saber cuándo reponer fuerzas. Es normal que después de trabajar durante toda la mañana te sientas agotado, y sería un error seguir trabajando porque seguro eso equivaldrá a la mitad de la jornada arrastrando ese mismo cansancio. Descansa para reponerte y para asegurar que las próximas horas las trabajarás con energía.
  • Evita perder el tiempo: Relaciona mantenerte frente a la computadora con trabajar en ella. Navegar desde tu celular debe ser para informarte. Y hablar por teléfono es una forma de contactar clientes. Evita perder el tiempo frente a este tipo de aparatos, ya que fomentan la pereza y el ocio si se usan mal.
  • Reconoce qué cosas te despiertan: Quizá la cafeína no sea lo que te despierta, tal vez sí lo haga el ejercicio, o jugar un videojuego de agilidad mental. Bailar, cantar, hacer yoga, meditar, sea lo que sea que te despierta y da energía, identifícalo y vuélvelo parte de tu rutina.
  • Come saludablemente: Quizá pienses que saltar el desayuno no es un gran problema, o que evitar comer porque tienes mucho trabajo es la solución, pero esto solamente disminuirá tu energía y por ende la calidad de tu labor. Aliméntate sanamente y de forma regular, evitando las grasas, las azucares y comidas pesadas que sólo logran adormilarte.

Sobre todo, recarga tus energías durante los momentos que lo permiten en el día, para así lograr un equilibrio que te ayude a llevar el día a día de la manera más dinámica, sin caer en el agotamiento que tantas limitaciones podría imponerte.