El paracetamol consumido en exceso puede dañar el hígado, especialmente si se toma de forma continuada o se sobrepasan los cuatro gramos al día, que es la cantidad máxima que se debe de consumir.

Estas son cuatro alternativas naturales para el paracetamol que bien puedes tener siempre en tu casa y que no te causarán ningún problema.

  • Pomada con árnica. Esta pomada es perfecta para el dolor de un golpe, pero también para tratar problemas musculares. Si te duele la espalda, tienes una postura o estás sobrecargado no tienes por qué tomar un analgésico. Usa esta pomada para darte un suave masaje y notarás alivio casi instantáneo. Además puedes usarla dos o tres veces al día sin problema ninguno e incluso puedes hacer tu propia pomada casera con este ingrediente.
  • Infusión de jengibre. Tiene varios usos muy importantes. Por un lado es un perfecto remedio para los dolores causados por el reuma y por la artritis. Es cierto que si estos problemas son graves se necesitará tratamiento, pero el jengibre puede ayudar a reforzar los efectos. También es beneficioso para las infecciones de garganta, sobre todo cuando están comenzando y son simples irritaciones por el frío, impidiendo que vayan a más y aliviando el dolor al tragar. Se pueden destacar también sus efectos digestivos, siendo un buen remedio cuando hay cólicos de gases o problemas derivados de una mala digestión. Además activa el metabolismo, por lo que ayuda en las dietas de pérdida de peso.
  • Clavo. Pocas cosas hay más desagradables que un dolor de muelas. Cuando ya es intenso poco se puede hacer para evitar medicarse, pero si el dolor es todavía moderado puedes calmarlo con clavo. Coloca uno o dos clavos en la pieza dental que te duele y muérdelos manteniéndolos ahí un buen rato. El alivio que sentirás es incluso mayor que el del paracetamol suave y no tiene efectos secundarios. Seguramente sea suficiente hasta que puedas acudir al dentista al día siguiente y arreglar el problema que tengas en tu boca. Si además de dolor tienes infección puedes ayudarte con agua con sal. Tras hacer buches con agua con sal colocarás el clavo y el efecto será todavía mejor.
  • Salvia. La mayoría de las mujeres tienen menstruaciones dolorosas y recurren al paracetamol para aliviar los cólicos y los calambres. Pero las infusiones de salvia también ayudan a conseguirlo y además calman los dolores de cabeza típicos de la regla y contribuyen a regular el sistema hormonal de la mujer. Esta planta es una gran aliada para todas las mujeres y se debería de iniciar a las chicas en su consumo en lugar de darles como primera alternativa los medicamentos tradicionales.