Cambiar de trabajo ¿Es la única solución?

Muchas personas dejan un trabajo que odian y toman otro, sólo para descubrir en poco tiempo, que su nueva situación es igual que la anterior o incluso peor. Es muy difícil encontrar un puesto acorde a nuestros gustos y expectativas así que es bastante frecuente sentir que no te gusta tu trabajo

Hay que pensarlo dos veces, antes de buscar nuevos horizontes en el mundo laboral. Los compromisos de pago, como una hipoteca o responsabilidades familiares que atender, hacen que dejar un empleo, sea un lujo que no muchos puedan darse.
Pero tampoco quiere decir, que debas resignarte a soportar lo peor. Aunque no puedas cambiar de trabajo, hay cosas que puedes hacer, para sobrellevar la situación en tu actual empleo.

6 Consejos para mejorar tu ambiente laboral

En un mundo ideal, el trabajo debería traernos alegrías y satisfacción. Por eso, cuando te levantas todos los días sin ganas de ir a trabajar, hay que tomar medidas para cambiar de perspectiva y sacar lo mejor en cada caso. Estos 6 consejos te ayudarán a lograrlo:

  • Mantente motivado: Cambia el aburrimiento por la creatividad. Aunque tu jefe no te lo pida, cambia el orden en que realizas las actividades diarias, reorganiza tu sitio de trabajo, plantea una idea para mejorar tu departamento o aporta ideas para el desarrollo de un nuevo producto.
  • Desarrolla nuevas destrezas: Aprovecha los cursos que ofrezca tu empresa en cualquier campo. No importa si es pintura, fotografía, computación o jardinería. La idea es aprender cosas nuevas que te mantengan ocupado.
  • Considera que la situación es temporal: Plantea una visión más ligera de la situación y confía en que lo desagradable de tu trabajo pasará en algún momento. 
  • Analiza la realidad de las cosas: Realiza un autoexamen y sincérate acerca de cómo llegaste a esta condición. ¿Te pagan bien pero no te llevas bien con tu jefe? ¿Es tu primer trabajo y necesitas adquirir experiencia? ¿Tienes un buen contrato pero el empleo es monótono?
  • Ve el lado positivo: Algo bueno debe tener tu trabajo para que estés allí. Recuerda que, pueden haber peores cosas que estar en un trabajo que no te gusta, y una de ellas sería no tener empleo.
  • Concéntrate en otros aspectos de tu vida: Ya sabes que no todo en la vida es trabajo. Rodéate de buenos amigos, comparte con tu familia o pareja, divierte un fin de semana, cultiva un hobbie como leer, bailar o caminar. Así, te sentirás más relajado para enfrentar la semana laboral.

3 cosas que debes evitar si no te gusta tu trabajo

Si la condición del trabajo es mala, lo peor que puedes hacer es empeorarla. Por eso, no cometas estos 3 errores comunes:

  • Darle mucho valor a las críticas: Solo conseguirás sentirte más frustrado. Más bien tómalas como un comentario de trabajo y no personal. 
  • Dejar de hacer bien tu trabajo: Al contrario busca hacer lo mejor que puedas mientras estés allí. Considéralo un desafío y hazlo como todo un profesional. 
  • Llevarte mal con tus compañeros de trabajo: Esto empeora el clima en la oficina o puesto de trabajo y hará tus días más largos y tediosos. 

Trata de sobrellevar la situación en tu actual trabajo y aprovecha el tiempo para buscar un nuevo puesto. Anúnciate en redes sociales, mantente actualizado como profesional, prepara tu CV y revisa todos tus viejos contactos. ¡Así, cuando surja la oportunidad, ya estarás preparado!