Vamos a explicarte todo lo que debes valorar para que sepas cómo solicitar el aumento de sueldo sin asumir ningún riesgo, el modo de hacerlo de forma prudente y teniendo en cuenta todos los detalles importantes:

  • Asegúrate de que eres rentable: Las empresas no desean perder a los empleados valiosos. Realiza un auto examen, para asegurarte de que seas un bien, del que tu patrón no quiera prescindir. Factores como la experiencia, habilidades, horarios de trabajo y responsabilidades asumidas, son de mucho valor. Si tienes una oferta de trabajo en otra empresa y estás seguro de merecer un mejor salario, estas en buena posición para negociar.
  • Analiza que sea el mejor momento: Si la empresa atraviesa por crisis, despidos y estancamiento económico, no será el mejor momento para lanzarte a solicitar un aumento de sueldo. Debes convencer a tu empleador que es bueno para la empresa tenerte.
  • Justifica tu petición: Debes dar razones válidas para recibir un aumento. NO puedes simplemente decir, que ya tienes mucho tiempo trabajando y te deben un incremento. Más bien, pregúntate, ¿Le he ahorrado dinero a la empresa? ¿Hago más de lo que me piden? ¿Estoy dispuesto a enseñar a otros? ¿Tomo la iniciativa y soy proactivo? ¿Aporto nuevas ideas para la compañía?
  • Infórmate sobre las políticas de la empresa: Muchas empresas tienen rangos salariales para fijar los sueldos, de acuerdo a los puestos de trabajo y el desempeño. Averigua con el departamento de recursos humanos, quién se encarga de estos asuntos. Quizás no hayan hecho las evaluaciones o se les haya pasado por alto o tal vez, por error.
  • Ponle cifra a tu incremento de sueldo: Lo primero que te preguntarán al solicitar un aumento de sueldo, es cuánto quieres ganar. Por otra parte, si pides muy poco, es posible que lo consigas, pero tendrás que esperar demasiado para recibir otra subida. Igualmente, si pides demasiado, puedes entrar en una situación bastante incómoda con tus superiores y es poco probable que lo consigas.
  • Aprende a plantear los términos: Cuando de dinero se trata, no es lo mismo pedir un ingreso mensual que anual. También puedes negociar otros beneficios, que se consideran salario, como una reducción de la jornada laboral, o que te cubran gastos de representación.
  • Mantente dispuesto a negociar: Al pedir un incremento entras en una negociación con tu jefe. Muéstrate firme ante lo que quieres, sin ser arrogante. Si consigues el aumento, es porque lo vales. Aún si no lo consigues, habrás demostrado que eres un profesional ambicioso, que no desea quedarse estancado.
  • Escoge el mejor momento: No lo hagas en un pasillo de la oficina, y evita los días más tensos de la semana como lunes y viernes. Pide una reunión formal con tu jefe y plantea el asunto cerca de algún evento importante, en que hayas participado activamente dentro de la empresa.

Qué evitar al solicitar un aumento de sueldo

Aunque ya te hablamos hace un tiempo sobre los errores a evitar al pedir el aumento de sueldo, vamos a recordarte algunas de las situaciones que deberías tratar de esquivar para que este trámite tan delicado salga lo mejor posible:

  1. Amenazar: Pondrás en riesgo tu trabajo, quedarás mal con tu jefe y afectará tu futuro profesional.
  2. Mostrar descontento: Recuerda que al pedir un incremento hay dos opciones de respuesta, y una de ellas es no. Si es el caso, agradece la reunión con tu jefe y sigue haciendo bien tu trabajo.
  3. Compararte con otros: Es uno de los peores argumentos para solicitar un aumento. La razón de pedir un incremento, es porque te lo mereces y no porque otros recibieron uno.
  4. Divulgar los resultados: Si obtuviste lo que querías agradécelo y sé discreto. Tu jefe no quiere una estampida de empleados pidiendo un aumento.

No hay razón para desanimarse si no consigues un aumento. Ya tu jefe sabe lo que buscas y si haces bien tu trabajo, la próxima vez no tendrá motivos para negarse a concederte una subida de sueldo.