Quizás te has enterado de que una persona se va a jubilar próximamente o que se necesita crear un nuevo puesto y sabes que estás capacitado para llevar a cabo el trabajo. Estos son los pasos para conseguirlo.

  • Trata de ser realista. No importa la cantidad de títulos que tengas, si llevas muy poco tiempo en la oficina seguramente no tengas méritos acumulados para poder pedir un ascenso. Espera tu oportunidad y date tiempo para demostrar tu valía.
  • Desde el primer momento que estés en la oficina debes de llevar a cabo tu propio expediente personal. En el anotarás todos los méritos importantes que hayas conseguido así como las cosas que hayas hecho por la empresa. Por ejemplo, la colaboración en un proyecto exitoso, la realización de una tarea importante que se te haya confiado especialmente o la realización de horas extras en momentos en los que otras personas no quisieron colaborar. De este modo no olvidarás nada y podrás presentar todos tus méritos para que sean debidamente tenidos en cuenta en tu solicitud de ascenso. Llévalos debidamente anotados como parte de tu currículum dentro de la empresa, el cual formará parte del resto de tu currículum. Al solicitar un puesto fleja solo aquello de tu currículum ajeno a la empresa importante para el puesto al que aspires.
  • Confía en ti mismo. Desde el momento en que decides pedir ese ascenso debes de confiar en ti mismo y en tus méritos ya que si tú no trasmites esa confianza no vas a conseguir que otros la tengan. Lógicamente, tú eres el producto a vender y tienes que estar convencido de ser realmente bueno.
  • Si tu jefe inmediato no debiera estar interesado en ese puesto personalmente, puedes recurrir a él para que te ayude en primer término a conseguir ese puesto. Si el puesto al que aspiras podría ser deseado también por esa persona, entonces debes de acudir directamente a recursos humanos o a la persona que fuera a encargarse de dicha selección.
  • Pide una entrevista con la persona con la que finalmente vas a hablar y plantéale tu idea de manera segura, clara y concisa. No te vayas por las ramas ni le des vueltas, dile que te has enterado de que va a ver una vacante determinada y que te gustaría que se te tuviera en cuenta para cubrir ese puesto. Preséntale por escrito los méritos por los que consideras que eres idóneo para ello además de exponerlos verbalmente y agradécele la atención.
  • No fuerces una respuesta en ese momento, seguramente no esperara tu petición y no va a decirte nada. Así que solo agradécele que te tenga en cuenta, su atención y pídele amablemente que te comunique su decisión sea cual fuere. Déjale claro que aunque te interesa mucho el puesto, estás contento en la empresa y seguirás luchando por ascender y mejorar si no lo logras.