Te contamos que, esta bonita pieza de decoración es ideal para aquellas personas que aman los detalles y que les gusta llamar la atención y que se les pregunta ¿qué es eso? O por qué lo puso allí, pues no suelen hacer nada por azar, sino con propósitos claros. Hablamos de aquellas pestañitas dibujadas o pintadas, que imitan unos ojitos durmiendo. Su estilo podríamos categorizarlo en lo minimalista, pues es un trazo un trazo simple de un solo color; podemos encontrarlos hechos en madera, es decir, corpóreos, puestos en alguna pared, en almohadas, en cojines para el living… Los creadores de este diseño lo han bautizado con ese nombre, pues no son más que eso y pretender ser un detalle más bien excéntrico, aunque no extravagante.

Pertenecen a una tendencia que tiene carácter nórdico y son una propuesta bellísima para adaptar en tu casa, si estás en busca de algo original. Existen muchísimas formas de adaptar este bonito diseño a cualquiera de los espacios que estés encontrando vacío en tu hogar, a lo que le quieres dar un poco de vida, un toque de diversión. Aquellos Sleepy Eyes que han sido creados en madera (que hemos mencionado antes) existen en gran variedad de tamaños; algunos muy grandes, por cierto, para ser ubicados en grandes paredes; otros, más pequeños, también corpóreos. Depende del sitio en el que quieras colocarlos puedes adquirirlos en colores que generan contrastes con los fondos o que les combinan perfectamente. Para mayor comodidad podrías adquirir unos con textura sin barnizar, de modo que puedas personalizarlos con tus colores favoritos. Los precios varían, pero se pueden comprar por lo general por un precio de unos 7 Euros en España, incluso algo más baratos por algunas páginas de Internet.

Los sleepy eyes son ideales para estilos minimalistas

El diseño también puedes hallarlo en cojines prefabricados en los que vienen estampados perfectamente, en contraste con el color de la tela del mismo. Algunas fundas vienen con unos bellos Sleepy Eyes estampados y solo queda de tu parte escoger el tamaño que venga mejor con el espacio que deseas acondicionar. Una alternativa a esto es buscar una fábrica de estampado y, aprovechando el recurso que se halla en internet, adquirir el diseño y pedir que se te estampe en la pieza de tela que vayas a utilizar, bien sea como cobertor o como una futura almohada.

Los graciosos ojitos que duermen pueden ser impresos y dispuestos donde más nos guste. Los Sleepy Eyes son una excelente idea porque además de ser una solución sencilla, son muy bonitos y nos ayudan a decorar perfectamente. Las soluciones en el hogar deben buscar siempre hacernos sentirnos muy cómodos en el espacio que habitamos y este bonito detalle no te quitará tiempo y será algo bonito, por lo que todos preguntarán.