Es una infección molesta pero no es grave y el tratamiento consiste en la toma de un jarabe antiparasitario por el niño infectado y por todos los miembros de su familia que se repite a la semana siguiente. Mientras, en esa semana y una semana después de la toma de recuerdo del jarabe se deben seguir unas estrictas medidas de higiene para desparasitar la casa y prevenir el contagio.

Las medidas consisten en vigilar que el niño lleve las uñas cortas para prevenir que se vuelva a contagiar ya que los huevos se depositan en las uñas debido al rascado y de ahí vuelven a depositarse en la boca ya que hay edades en las que los niños todavía se chupan los dedos.

Para evitar el rascado puede ayudar que el niño duerma con un pijama entero y aplicar una pomada antiprurito en el ano con el fin de ahorrarle molestias y que descanse bien. La aplicación debe hacerse con un bastoncillo y guantes desechables para minimizar el contagio de los demás miembros de la familia.

Cada vez que el niño haga sus necesidades, tanto pipí como caca, deberá limpiarse la zona con agua caliente y jabón insistiendo en la zona del ano.

Asimismo la ropa de cama y el pijama del niño deben lavarse aparte en la lavadora con agua muy caliente y desinfectar la taza del inodoro a diario con lejía. Para no dispersar los huevos se deberá limpiar la casa con aspiradora en lugar de usar recogedor y cepillo. Asimismo se tendrá que ventilar la casa con frecuencia y dejar que entre la luz del sol por las ventanas para combatir a las larvas.

Durante el tratamiento tendrá que tener en cuenta algunos factores más para cuidar la dieta del niño, pues no deberá consumir azúcar puesto que la glucosa sirve de alimento a las larvas y en cambio toda la familia deberá aumentar el consumo de fibra debido a que los antiparasitarios producen estreñimiento.

Como medida preventiva frente al contagio no debemos dejar que los niños toquen arena en la que pueda haber restos de orina de algún animal  y si lo hacen debemos lavar muy bien las manos después.

El lavado de manos durante la duración del tratamiento también es importante siendo recomendable hacerlo al llegar a casa de la calle, antes de comer y sobre todo si vamos a manipular alimentos crudos como frutas y verduras, los cuales también deberemos lavar y desinfectar muy bien antes de su ingesta.