Sándwiches de brownie y helado

Ingredientes:

  • 3 brownies
  • 3 bolas de helado
  • Nueces picadas

Elaboración: Parte por la mitad los tres brownies, cada uno de ellos de forma que queden dos “tapas” de brownies. Coloca a manera de relleno el helado y aplástalo para lograr los sándwiches. El exceso de helado que salga de cada pieza cúbrelo con abundantes nueces picadas. Lleva los sándwiches envueltos con papel encerado al refrigerador hasta que los consumas.

Waffles de helado

Ingredientes:

  • 3 waffles
  • Helado para cubrir los waffles
  • Chispas de chocolate
  • Bombones mini
  • Cerezas picadas

Elaboración: Con el helado blando (bastará con sacarlo unos minutos del congelador antes de que integremos los ingredientes), integra y revuelve las nueces, las chispa de chocolate y las cerezas, así como los bombones mini, con el fin de lograr un helado parecido al rocky road. Con esta rica combinación de sabores en el helado, rellena los waffles, mismos que puedes reservar hasta comerlos a la hora de la comida o incluso envueltos en papel aluminio, ya que durarán bastante para tener una merienda deliciosa para los chicos

Sándwiches de galletas caseras

Ingredientes:

  • 6 galletas de chispas caseras
  • 3 bolas grandes de helado

Elaboración: Haz galletas con tu receta favorita de galletas caseras, cuanto estas estén bien frías, rellénalas con las bolas de helado y conviértalas en sándwiches. Deja repostar los sándwiches en el refrigerador por algunos minutos antes de servirlos. La simple acción de hacer este postre con galletas caseras da un nivel de sabor exquisito, mismo que es delicioso con galletas con chispas de chocolate.

Puedes usar cualquier tipo de galletas caseras, sabores como vainilla en el helado y galletas snickerdoodle van geniales, las galletitas de jengibre son una delicia con helado de mantequilla y nueces. También puedes usar galletas de arroz con helado light, para de esta manera disfrutar de un postre más ligero que no sacrifique el delicioso sabor.