Ya te explicamos anteriormente todos los detalles sobre cómo puedes cocinar la pasta correctamente a fin de que obtengas un resultado agradable a la vista y al paladar. Incluso te hemos dado ideas para que puedas hacer divertidas pastas veganas de colores, algo que sorprenderá a todos. Así que ahora vamos a sugerirte qué salsas podrías preparar de forma rápida y sencilla en casa para acompañar los diferentes tipos de salas, el modo de darle más variedad a este ingrediento tan recurrente:

  • Salsa de tomate: Esta es la salsa más básica que podemos preparar para acompañar una pasta. Además del tomate, incluye ingredientes como la albahaca, celery y perejil, que aportan mucho sabor, también se necesita una cebolla, nuez moscada, mantequilla y aceite de oliva. Se sofríe la cebolla en el aceite y la mantequilla, se licúan los tomates, que luego deben agregarse a la olla junto con las hierbas. La cacerola en la que se cuece no debe taparse completamente y el tiempo de cocción a fuego lento es de una hora aproximadamente hasta que la mezcla espese. Dentro de esta salsa entraría también la variedad de salsa boloñesa para pasta que ya te explicamos en Hogarus anteriormente.
  • Salsa carbonara: Esta es una receta muy sencilla y práctica, porque se prepara en corto tiempo. Para prepararla, se necesita crema de leche, jamón ahumado o tocineta, sal, pimienta negra y mantequilla. Debemos derretir la mantequilla y luego agregar la tocineta o el jamón, debemos cuidar de que no se doren mucho. Se recomienda cocinar a fuego lento, así, agregamos la crema de leche, el queso, y seguimos removiendo hasta que la mezcla esté compacta. Esta salsa tiene algunas variaciones, y lo mejor es servirla una vez que sale del fuego.
  • Salsa de pesto: Es otra salsa muy famosa en el mundo gastronómico, y su ingrediente principal es la albahaca. La preparación implica licuar la albahaca, con ajo y aceite, luego se agrega un poco de nueces, almendras o piñones, además de una porción de perejil. Una vez lista la mezcla en la licuadora, podemos calentar a fuego lento, agregar la sal y el queso pecorino o parmesano. Esta receta también puede hacerse fría y en poco tiempo.
  • Salsa cuatro quesos: Esta salsa también tiene muchas versiones, especialmente en cuanto a los tipos de queso que utilice y la inclusión de algunos ingredientes específicos. La versión que presentamos aquí, incluye queso amarillo, manchego, parmesano y pecorino. Los quesos se cocinan con un poco de crema de leche y mantequilla hasta que estén compactos, luego se agrega la sal, la pimienta y se incorporan a la pasta cocida al dente. Puede agregarse más queso parmesano y crema de leche para hacer más o menos liquida la salsa.

Esperamos que con estas sugerencias que aquí te damos puedas preparar unos platos de pasta mucho más sabrosos y disfrutes más de estas elaboraciones, dando un sabor muy especial a este ingrediente tan versátil.