Pero sí podrías resaltar cualidades que pueden ser interesantes para ese puesto de trabajo, como por ejemplo ser una persona organizada y ordenada. Eso es algo que no solo debes de afirmarlo, sino demostrarlo con una excelente redacción y organización de tu currículum.

Trabajos un poco diferentes

Todo el mundo quiere trabajar en eso que ha estudiado y para lo que se ha preparado, pero a veces la vida no ofrece esas oportunidades. Dicen que si la vida te da limones debes de hacer limonada, ¿no? Pues quizás sea el momento de ver dónde están esos limones en tu vida.

Piensa en aquellas cosas que realmente se te dan bien y a las que podrías sacarles partido. Por ejemplo, si eres una persona organizada y muy ordenada como decíamos en el punto anterior, seguramente tus apuntes estarán pulcros y serán muy fáciles de entender. Quizás puedas vender estos apuntes a estudiantes que comiencen a cursar los estudios que ya has realizado.

Hoy, con Internet, se pueden hacer verdaderas maravillas más allá de las clásicas fotocopias. Si les añades fotografías y les das apariencia de libro electrónico puedes hacer un fantástico manual casero de cada asignatura que podría ayudarte a quitar un poco de dinero extra. Incluso puedes ofrecerte para pasar a limpio apuntes de otros estudiantes y dejarlos igual de bonitos por un módico precio.

Las clases particulares dadas por estudiantes ya no están de moda, pero los tutoriales por Internet sí. Si tienes un don para hablar y explicar cosas y crees que sabes bastante de temas que pueden resultar interesantes, puedes intentar crear un canal de YouTube sobre algo que domines. Hay gente que vive muy bien con eso.

Nuevas tecnologías

Cada vez aparecen más oportunidades relacionadas con las nuevas tecnologías. Si es tu campo laboral o simplemente te gusta, debes de estar al día de todas las necesidades que van surgiendo para formarte al máximo en el campo que más te guste. Por ejemplo, muchas personas comienzan a formarse como Community Managers para pequeñas empresas mediante cursos online.

Si te encantan las redes sociales, tienes don para esas cosas y estás dispuesto a aprender puedes abrirte camino con negocios pequeños que no pueden permitirse un CM con estudios de Master. Quizás acabes descubriendo que realmente es tu futuro y decidas formarte en profundidad más adelante.

Dependiendo de cuál sea tu formación también puedes trabajar en consultorios online. Los hay de muchos tipos: médicos, veterinarios, abogados, psicólogos, dietistas… Eso sí, no aceptan a aficionados, solo a profesionales. Es una manera más de comenzar a trabajar y ganar un dinero extra aprovechando lo que sabes.