Por lo general, en esos encuentros las personas suelen reír motivados por un chiste, una broma, alguna anécdota graciosa, alguna película o serie de televisión o en su defecto por burlarse de alguien

La risa posees beneficios fisiológicos y psicológicos, algo que ya explicamos anteriormente cuando te hablamos sobre cómo practicar esta terapia de la risa, sobre esto han escrito a lo largo de la historia por diferentes investigadores que han demostrado que la misma presenta poderes curativos y que puede servir como terapia de índole alternativo. Por eso a continuación les enseñaremos algunos de estos.

  1. Evita el estrés: La risa evita el estrés, la ansiedad y la depresión. Esto se debe a que mientras se ríe la persona suele olvidar todo aquello que estaba en su mente y solo se concentra en lo que está pasando en ese momento, es decir, la risa. Además, el estar constantemente riendo produce resistencia a la hora de afrontar las diversas situaciones de la vida cotidiana, porque se empiezan a observar las cosas desde otro punto de vista, siempre más relajado y con un mejor estado de ánimo. También ayuda a aumentar la autoestima.  
  2. Relaja la musculatura: Al practicar la risa, el cuerpo también olvida sus dolencias y solo se concentra en lo que está procesando su mente. Por esta razón, el cuerpo se relaja y sus músculos pierden la tensión que tenían en un principio.  Asimismo, otros músculos se despiertan, como el risorio, que se ubica en los cachetes y empiezan a doler un poco, pero es totalmente sano y no produce ningún daño o tensión.
  3. Mejora las relaciones sociales: Las relaciones sociales son fundamentales para el bienestar de la persona. Aun inconscientemente, las personas suelen estar pendientes de encajar en su entorno, para lo cual también es beneficiosa la risa porque mejora las habilidades sociales, entrando entre ellas, la capacidad para poder dialogar y entrar más fácilmente en un grupo de amistad.

Técnicas para reír

Para obtener los mencionados beneficios se pueden hacer usos de técnicas que han sido creadas para hacer reír a los adultos y niños. Entre las opciones se encuentran la risoterapia y el yoga de la risa.

  • Yoga de la risa: El yoga de la risa es una técnica que se origina en la India en el año 1995, la cual fue creada por el Dr. Madan Kataria. Consiste en combinar ejercicios de respiración (pranayama) con ejercicios de risa simulada, valiéndose de la activación de las neuronas en espejo. En dicha técnica el contacto visual será de suma importancia. No obstante, el único requisito es el cuerpo pues las actividades se realizarán usando expresiones y movimientos del cuerpo y se hará uso del mantra jojo-jajaja. Para emplear estas técnicas, se hacen encuentros entre múltiples personas en las que debe haber un experto, que pueda impartir una serie de ejercicios para llevar a cabo el yoga de la risa.
  • La risoterapia: La risoterapia es una técnica destinada a mejorar el estado físico y psicológico a través de la risa. Se vale de la risa con las vocales, JA; JE; JI; JO y JU pues sus creadores indican que la risa con cada vocal genera beneficios en partes específicas del cuerpo. En dicha técnica se utilizarán actividades lúdicas, así como música para generar risa en el público asistente a la sesión.