¿Cómo se contagia?

La forma de contagiarse el tétanos es a través de una herida por la que entre la bacteria. Las heridas sucias son la causa más frecuente de contagio, es decir, aquellas que se hacen con material oxidado, con espinas de plantas no controladas etc.  También los mordiscos y arañazos de animales en contacto con las bacterias.

Una persona infectada de tétanos no es contagiosa para otras personas, por lo que no hay que aislarla ni hay que tomar ningún tipo de precauciones especiales en este sentido.

¿Qué síntomas produce?

Los espasmos musculares, la sudoración y el babeo suelen ser los primeros síntomas del tétanos. Si ya está avanzado puede incluso haber problemas para contener las heces y la orina. Al menor síntoma, que suelen ser unas décimas de fiebre, hay que acudir al médico.

Si se acude cuando se acaba de producir la herida, todavía es posible vacunarse con éxito, por eso el tiempo es fundamental en este caso. Pero si por lo que sea no se ha acudido, cuanto antes se actúe más posibilidades de éxito habrá con el tratamiento.

El tratamiento consiste en relajantes musculares, sedantes y cama, aunque en algunos casos se precisa de cirugía en la herida afectada a fin de quitar todo el tejido afectado.

¿Todo el mundo debe de vacunarse?

En principio, todo el mundo debería de vacunarse. Nadie está libre de riesgos, como clavarse una punta oxidada al caminar por la calle o sufrir un arañazo de un animal. Son cosas muy comunes en el día a día. Si bien es cierto que en el momento en el que ocurra algo de esto hay un margen de actuación con la vacuna, lo mejor es estar previamente inmunizado.

De este modo se evita que por desidia o porque no se le dé importancia a lo que ha pasado, acabe apareciendo la infección y la enfermedad. Por ejemplo, clavarse una punta es algo por lo que todo el mundo acude a urgencias, pero no así por el arañazo superficial de un gato. Sin embargo, en las uñas del gato puede haber restos de heces o de saliva que contengan la bacteria y causar la enfermedad.

Evidentemente, no todos los arañazos de gato van a acabar causando tétanos, el animal tiene que estar contaminado, pero mejor estar previamente vacunados y no correr riesgos.

Actualmente, todos los niños pequeños se vacunan del tétanos y podemos continuar haciéndolo a lo largo de toda la vida. La vacuna se debe de reforzar cada diez años