Experimentar los platos típicos de Florencia es como experimentar su cultura, así que debes asegurarte de hacerte tiempo para elegir lugares que no olvidarás mucho después de volver de tu viaje a Italia.

De trattorias clásicas a puestos de mercado, y desde tabernas a bares de copas, aquí están algunos de los mejores lugares para disfrutar de la deliciosa comida sencilla y beber a muy buenos precios.

  • Mercato Centrale: La reciente conversión de la primera planta del magnífico edificio de hierro y cristal de 1874 en un patio de comidas con estilo ofrece no sólo un escaparate para los productores sino también una buen momento. Los platos son asequibles. Está abierto todos los días de 10 horas hasta la medianoche. Sus puestos venden de todo, desde recién mozzarella recién hecha a pasta fresca, pescado frito, pizza, sándwiches de trufa y costillas a la barbacoa. Dirección: Piazza del Mercato Centrale, entre Via Rosina y Via Panicale.

Mercato Centrale, con varios puestos de comida rápida a muy buen precio

  • Il Cernacchino: Cuando los turistas visitan Florencia, no piensan necesariamente en probar algunas de las opciones disponibles de sopa, ya que es fácil sentirse abrumado por toda la pizza. Il Cernacchino ofrece algunas recetas de sopa tradicionales sin hacer que los huéspedes paguen un dineral por ellas. Es un gran lugar para detenerse después de un viaje a cualquiera de los Uffizi o el Palazzo Vecchio. Dirección: Via della Condotta, 38R.

Il Cernacchino en Florencia

  • Il Guscio: Esta animada y algo escondida “osteria” del barrio de Oltrarno sirve un filete extravagante y atún a la parrilla en las noches, pero los almuerzos entre semana son grandioso. El lugar está siempre lleno y el menú cambia diariamente para incluir platos como spaghetti alla trabaccolara (con una salsa de mariscos y de tomatecon  ajo), o farfalle con baccalà (bacalao), queso scamorza ahumado y terrina de alcachofa y carne asada suculenta, además de invitar a pudines caseros, tales como tarta de pera y piñones. Dirección: Via dell’Orto, 49.

Carne asada en Il Guscio

  • Casa del Vino: Escondido entre las boutiques de cuero de mal gusto a lo largo del mercado callejero de San Lorenzo, este bar de vinos de Gianni Migliorini tiene una de las mejores selecciones de las cosechas toscanas en Florencia. Muchos de ellos se venden por copa y se sirven acompañados por una irresistible selección de jamones, embutidos, quesos, anchoas y sardinas, mientras que todo cochinillo asado espera en una losa de mármol, listo para ser rebanado para un delicioso sándwich. El lugar está repleto de todo el día, y aparte de la banca de madera desvencijada en el pavimento, todo el mundo se apiña en el interior y se come su panino gourmet, bruschetta o ensalada de pie. Dirección: Via dell’Ariento, 16.

Casa del Vino

  • Gusta Pizza: Se trata de un sitio favorito de los locales y que se encuentra cerca de la Piazza Santo Spirito. Esta es una de las mejores de las pizzerías de la ciudad y por un precio más que barato  (entre 5 y 8 euros por pizza) es una gran elección en una noche cualquiera (excepto los lunes cuando está cerrado). Por lo general está lleno de gente, por lo que debes ir temprano si quieres comer adentro. Pero la mejor idea es llevarte tu pizza y algunas bebidas para ir y sentarte en las escaleras de la iglesia de Santo Spirito, tal como hacen los florentinos.

Gusta Pizza ofrece pizza deliciosa para llevar

Por supuesto, hay muchos otros restaurantes baratos en Florencia, pero sin dudas estos son más que recomendables.