A continuación, los cuatro remedios naturales que te proponemos para aliviar las quemaduras, te animamos a probar estos remedios cuando no sean quemaduras graves:

  • Jugo de cebolla: La cebolla es un excelente cicatrizante natural, además de ser utilizado como antibiótico natural, en numerosos casos, es perfecta tratando afecciones relacionadas con la piel, lo cual incluye a las quemaduras. El dolor causado por las quemaduras suele disminuir debido a que el jugo de cebolla es rico en antioxidantes y componentes azufrados. Puedes sacarle el jugo a las cebollas, con propiedades beneficiosas para la piel, mediante un extractor de jugos o machacándolas, aplica el jugo con la ayuda de un trapo limpio sobre la quemadura, o puedes hacerlo con la ayuda de un algodón.
  • Tomate: En artículos anteriores ya hemos hablado sobre las propiedades de los tomates, sobre lo ricos que son y los nutrientes que nos aportan, pero esto no es todo ya que son efectivos a la hora de tratar quemaduras. Al igual que la cebolla, trabaja como un antioxidante, ayudando a la cicatrización y regeneración de los tejidos afectados por las quemaduras, por otra parte suele aliviar el dolor. Corta una rodajas de tomate fresco y aplícalas sobre la quemadura, debes dejar que actúen durante unos 20 minutos, luego puedes lavar la quemadura, con agua fría, otra opción es hacer una pasta con los tomates y aplicarla, dejando actuar de igual forma durante algunos minutos.
  • Miel de abejas: La miel de abejas trabaja como un hidratante natural para combatir las quemaduras, ayudando a que la piel no pierda sus aceites naturales, por otro lado, trabaja como desinfectante sobre las quemaduras, evitando que se sufran infecciones que empeoren las quemaduras y las hagan más dolorosas. La miel de abeja debe ser de gran calidad, para que nos ofrezca todos sus nutrientes y pueda combatir de manera efectiva las quemaduras. Puedes aplicarla sobre la quemadura y colocarte un vendaje, deja que trabaje durante unas 3 horas, luego puedes retirar el vendaje y aplicar más miel, si quieres seguir aliviando la quemadura.
  • Patata: La patata tiene propiedades que ayudan a aliviar muchos padecimientos que suelen estar relacionados con la piel, además de ser un gran antinflamatorio. El tejido cutáneo suele quedar delicado y deteriorado luego de una quemadura, la patata ayuda a que este tejido sane de manera rápida. Pela correctamente una patata y procede a cortarla en varias rodajas, tantas como necesites, según la quemadura, una vez que lo hagas aplícalas sobre el área afectada, cerciórate de que el zumo que desprende la patata haga contacto con la quemadura, ya que es quien ayuda a aliviar el dolor y sanar el tejido. Haz este procedimiento hasta que comiences a ver el tejido más sano.

Recuerda que hablamos de remedios naturales para quemaduras leves, superficiales. En caso de sufrir una quemadura grave es necesario acudir a un médico a fin de aplicar los cuidados y tratamiento adecuados. Si este tema te interesó, consulta también nuestros remedios para las quemaduras del sol y la información que publicamos sobre qué plantas medicinales usar con quemaduras leves, un complemento a esta lista de ingredientes que aquí te proponemos.