La sal nos ayuda a extraer el exceso de ácido en nuestras células así como también nos ayuda a prevenir los calambres musculares, regula el sueño y evita el exceso de salivación entre muchas cosas más. La sal está compuesta de sodio así que si la consumimos mucho podemos sobrecargarnos de este elemento.

Por otro lado la sal también puede usarse para muchas cosas más, utilidades que incluso podrías haber pasado por alto y que podrían ayudarte mucho para el diario vivir en tu hogar. así que te daremos algunos ejemplos de usos no convencionales para la sal.

  • Plata y cobre: estos objetos de metal muchas veces pierden su brillo característico. Existen muchos productos químicos de venta en cualquier ferretería para ayudarte a limpiarlos, pero no es necesario. Solo tienes que mezclar en partes iguales sal, harina y vinagre y mezcla hasta obtener una pasta con la cual untaras todos tus objetos. Finalmente solo quedara enjuagar con agua tibia y secar.
  • Flores artificiales: este tipo de flores son la solución perfecta para aquellas personas que no pueden tener un jardín o desean tener un poco de color en sus espacios pero las flores naturales duran menos tiempo y son más costosas. Las flores artificiales duran más tiempo pero se ensucian con facilidad ya que acumulan polvo. Para limpiarlas de manera fácil solo necesitas colocar en una bolsa de papel o plástico ¼ de taza de sal. Sacude la bolsa y cuando las saques veras como tendrán nuevamente su color brillante.
  • Manchas en madera: es común tener poco agradables manchas de vasos o tazas sobre cualquier superficie de madera en nuestras mesas o cocinas. Para quitar este tipo de manchas solo tienes que mezclar un poco de sal con aceite vegetal, revuelve hasta formar una pasta con la cual frotaras suavemente el área que necesitas limpiar.
  • Humedad en los pies: es un problema que si bien es común no es agradable y puede ocasionar mal olor y enfermedades como los hongos. La sal también puede ayudarte con este problema. Para mantener tu pie fresco y así evitar los incomodos malos olores solo tienes que colocar un poco de sal y esparcirla por todo el zapato. La sal te ayudara a absorber la humedad que tus pies puedan producir al sudar.
  • Manchas de sudor: otro problema que es muy común e incómodo ya que da mal aspecto son las manchas de sudor sobretodo en el área de las axilas. Para eliminarlas solo debes mezclar un poco de sal en agua caliente y ahora con una esponja comienza a frotar el área hasta que la mancha desaparezca.