Para ello te proponemos cuatro ingredientes que resultan muy útiles a la hora de eliminar las manchas que aparecen como consecuencia del acné, se trata de remedios muy eficaces para el cuidado de la piel y para eliminar esta clase de daños que puede sufrir este tejido.

  • Jugo de limón: El jugo de limón tanto amarillo como el verde es un quita manchas natural al cual se puede recurrir pero con las debidas precauciones. Exprime un limón y aplica directamente sobre las manchas de la piel por la noche antes de dormir. Es importante que al despertarte laves perfectamente el área donde has aplicado limón y no tomes sol con limón sobre la mancha ya que logra precisamente el efecto contrario haciéndola más oscura.
  • Aloe vera: El aloe vera mata dos pájaros de un tiro porque es de gran ayuda para combatir el acné, las infecciones que se pueden presentar en los granitos y además quita las manchas que pueden quedar una vez que estos se han ido. Toma una penca o brazo de la planta del aloe vera y retira la parte verde de ella, verás cómo queda un trozo viscoso y transparente de pulpa. Aplica la pulpa sobre el área afectada por la noche y lava por la mañana.
  • Tomate: El tomate ayuda al igual que el aloe vera a combatir el acné y a limpiar las manchas producidas por él. Tomar un tomate y rállalo o tritúralo, aplica sobre las zonas afectadas y déjalo actuar a fin de que los jugos del tomate eliminen poco a poco la mancha.
  • Miel de abeja: La miel de abeja 100% pura es eficaz para eliminar también las manchas, pero es necesario antes de iniciar un tratamiento con ella que revisemos a la perfección el embace que compramos, porque en ocasiones nos topamos con productos con 50% miel de abeja y 50% miel de maíz, así como mieles que llevan la etiqueta de “producto en base a miel” lo que revela poca pureza en la misma. Una vez que cuentes con miel de abeja pura, aplícala como si fuera una mascarilla y retírala después de 15 minutos con agua.

Realiza estos tratamientos por lo menos tres veces a la semana y empezarás a notar la diferencia en tu piel que se verá más limpia, clara y sin manchas.