Un organismo sano sabrá defendernos de muchas enfermedades y es nuestra responsabilidad mantener nuestro cuerpo sano. La medicina actual esta pensada para tratar las enfermedades de forma rápida y sin preocuparse de problemas a futuro, de todas formas su negocio son las enfermedades y no en si la salud a largo plazo. Así como todo, las medicinas deben consumirse de forma responsable y sin exageraciones ya que algunos pueden incluso crear adicciones a ciertos fármacos. La medicina debe consumirse solo en casos de mucha necesidad y en dosis controladas.

Antibióticos naturales

Estos son los antibióticos naturales que te recomendamos como remedios eficaces, ingredientes que podrás encontrar de un modo muy sencillo:

  • Ajo: común en nuestras cocinas, el ajo puede ser uno de los antibióticos naturales mas fáciles de encontrar y de bajo costo. Este pequeño amigo es considerado como uno de los alimentos con  más propiedades medicinales que hay. Con el ajo no es necesario procesarlo o hacer alguna preparación complicada, simplemente tomamos un diente y lo picamos para tomarlo como cualquier pastilla o simplemente nos lo tomamos entero. Es recomendable consumirlo de esta forma de vez en cuando 3 veces al día para aprovechar todos sus beneficios.
  • Salvia: uno de los mejores bactericidas que la naturaleza nos hubiera podido dar. Se puede usar para tratar infecciones bucales como gingivitis o ulceras. Puedes conseguir aceite esencial de salvia y hacer gárgaras para tratar problemas de amigdalitis o faringitis. Si por otro lado realizas una infusión puedes darle alivio a algún problema intestinal que tengas.
  • Jengibre: nos ayuda a proteger y mejorar el funcionamiento de la flora intestinal, pero además de esto el jengibre también nos puede ayudar a nuestro sistema inmunológico a que se mantenga en buen estado y siempre fuerte para contrarrestar cualquier problema.
  • Extracto de semilla de pomelo: combate hongos, virus y bacterias que puedan atacar a nuestro cuerpo. Puede sernos útil para tratar la bronquitis, gripa, parásitos, gastroenteritis entre otras enfermedades. También funciona como un antiinflamatorio y un genial antioxidante que al igual que el limón, es rico en vitamina C mejorando nuestro sistema inmune.

Como estos 4 alimentos, podemos encontrar muchos mas en la naturaleza. Para mantener un cuerpo sano y que estas medicinas naturales funcionen deben consumirse con regularidad y no cuando nos aceche alguna enfermedad. Debemos preparar a nuestro organismo para que pueda combatir y resistir cualquier ataque de bacterias o virus. Así como actualmente nuestra vida va cada vez mas rápido, debemos tener cuidado incluso de donde ponemos nuestras manos. Las bacterias pueden estar donde menos lo esperamos.