Vamos a darte una receta que puedes preparar en forma de infusión para ayudarte a mejorar de la congestión nasal, pero también algunos remedios más que podrán ayudarte de forma natural a respirar mejor.

Té a base de jengibre y cúrcuma

Aquí tienes un preparado en forma de té o infusión, a partir de jengibre y cúrcuma, unas plantas medicinales que te ayudarán si atraviesas un resfriado y sufres de congestión nasal.

Ingredientes:

  • Una taza de agua caliente
  • Un pequeño trozo de jengibre rayado
  • Medio limón
  • Una cucharadita de cúrcuma
  • Media cucharada de canela molida y pimienta negra molida
  • Un poco de pimienta de cayena, molida.

Preparación: Debes mezclar todos los ingredientes en la taza de agua caliente, removerlos muy bien, dejar reposar durante algunos minutos, para que los ingredientes diluyan sus propiedades y luego proceder a beberlo. El efecto de la cúrcuma en el tratamiento de la congestión nasal es ideal, ya que posee una acción anti bronquial y antinflamatoria, lo que hace la inflamación de la mucosa nasal disminuya y sienta alivio.

Lavado nasal

Este es un método natural muy utilizado para tratar la inflamación de la mucosa de la nariz, además ayudar a disminuir la presión que se puede llegar a sentir.

Ingredientes:

  • 40 milímetros de agua destilada
  • ¼ de cuchara de sal kosher, la misma no debe contener yodo.
  • Una pizca de bicarbonato de sodio
  • Una jeringuilla sin su aguja.

Preparación: Calienta el agua destilada antes de proceder al lavado, antes de usar asegúrate de que esté tibia o a una temperatura ideal que tu cuerpo pueda soportar, de esta manera evitarás quemarte y empeorar tu nariz. Mezcla el bicarbonato y la sal en el agua hasta que no quede presencia de estos en el agua. Una vez hecha la mezcla colócala en la inyectadora y procede a aplicar la solución en las fosas nasales, inclinando la cabeza hacia abajo para evitar que te ahogues, aplica un disparo de esta mezcla en cada fosa. Este procedimiento puede llevarlo a cabo 2 veces por día, comenzarás a notar mejoría rápidamente.

Y estos son otros remedios que siempre resultan útiles cuando sufres la congestión nasal, soluciones naturales que pueden hacer que remitan estos síntomas tan molestos:

  • Beber líquidos: Estar hidratados durante una resfriado es importante, los líquidos harán que la mucosidad que se acumula sea mucho más fácil de expulsar y además te mantiene hidratado durante todo el día. Los líquidos hacen que la humedad en el cuerpo mejore las fosas nasales que suelen estar afectadas durante el proceso de congestión. Opta por opciones naturales como sopas, agua, té, o jugos naturales, evita el consumo de bebidas gaseosas artificiales.
  • Vaporizaciones: Este es uno de los remedios caseros más usados, además es uno de los más efectivos. Gracias al vapor el moco acumulado en las fosas suele salir con facilidad, evitando los bloqueos en tu nariz y por lo tanto mejorando tu respiración. Crea tu propio medicamento de inhalación de vapor, hazlo aplicando algunas gotas de eucalipto al mismo, ya que este es poderoso en la eliminación de bacterias.