Bicarbonato de sodio con limón

Ingredientes

  • ¼ de taza de bicarbonato de sodio
  • Medio galón de agua
  • 2 limones

Preparación

Necesitarás una cubeta para la preparación de este enjuague, llénala con el medio galón de agua y aplica el bicarbonato de sodio, luego exprime el jugo de los dos limones, una vez que lo hagas es normal que surjan algunas burbujas de la mezcla, ya que es una reacción química común cuando se mezcla limón con bicarbonato. Una vez que ya está lista la mezcla puedes introducir los pies en la cubeta y dejarlos reposar por unos 20 minutos. Con este enjuague el mal olor irá desapareciendo, hasta ya no quedar rastro.

Vinagre

Ingredientes

  • Una cubeta llena de agua
  • Una taza de vinagre blanco

Preparación

La preparación de este remedio es muy sencillo, solo debes llenar la cubeta con agua, la suficiente como para cubrir tus pies por completo, luego añade la taza de vinagre blanco y mezcla bien. Sumerge tus pies en este líquido y deja actuar por unos 20 minutos. El vinagre posee un ácido que mata las bacterias que causan el mal olor en los pies, es por ello que es un remedio bastante efectivo.

Gelatina

Es otro remedio casero que para algunos puede parecer cómico, pero  es totalmente efectivo, de acuerdo al reconocido autor Joey Green, quien es responsable del libro Amazing Kitchen Cures, podemos escoger cualquier sabor de gelatina, ya que no habrá ninguna diferencia. Debemos hacer la gelatina, como lo hacemos normalmente, siguiendo las instrucciones del empaque y una vez que esté lista y tibia la mezcla podemos sumergir los pies en ella, por unos veinte minutos.

Té negro

Este es el mejor remedio para eliminar el mal olor de los pies por completo, y así lo dice la Academia Americana de Práctica Podológica. Para usar el té negro para combatir el mal olor de los pies debes hacer una mezcla de té negro fuerte y remojar tus pies por unos 30 minutos, esto debe hacerse por una semana, todos los días. El té negro suele matar las bacterias, además de cerrar los poros, haciendo que podamos mantener los pies secos por mucho más tiempo.

Por cada litro de agua caliente debes usar dos bolsas de té negro, una vez que lo hayas preparado, debes dejar asentar las mezcla por unos quince minutos, luego de este periodo de tiempo puedes proceder a remojar tus pies en el líquido.