Toda planta medicinal tiene sus altos y bajos de actividad, si la cortamos y todavía no ha llegado al punto clave de su madurez, podríamos no tener los resultados que buscamos. Factores así como el clima, la hora durante el día o incluso la época del año pueden afectar las propiedades de las plantas, así que daremos algunos consejos para usarlas en el mejor momento. Tendremos que tener en cuenta antes de recolectar las plantas medicinales que cada especie es diferente y no es lo mismo una hoja que una flor curativa, así que tendremos en cuenta qué parte es la que utilizaremos para un tratamiento natural con este ingrediente.

La edad que tenga la planta puede influenciar en la acumulación de las posibles sustancias medicinales que esta posea ya que por ejemplo cuando esta joven contiene más agua que activos y por su contra parte cuando están demasiado mayores su capacidad para retener sustancias es menor, así que debemos ubicar el tiempo ideal para aprovechar mejor los beneficios. El mejor momento para utilizar una planta es justo antes de que florezca y esto puede ser anual, cada dos años o si la planta es perenne del tercer año en adelante cuando no es muy adulta.

Hay diferentes tipos de planta y cada tipo tiene su momento durante el año para recolectarlas:

  • Cuando son flores lo mejor es cuando todavía son capullos o flores semiabiertas preferiblemente antes de que comiencen a marchitarse.
  • Si lo que queremos son las hojas de la planta, debemos recolectarlas antes de la floración.
  • Para recolectar los tallos, el mejor momento para hacerlo es la primavera antes del tiempo de floración si la planta es de tallo carnoso, pero si es de tallo leñoso el mejor tiempo es en invierno.
  • Cuando necesitamos las raíces de la planta, el mejor momento es otoño siempre antes de la floración.
  • Para la recolección de frutos lo más recomendable es cortarlos y no esperar a que estos caigan por su cuenta.
  • Para evaluar el mejor momento durante el día podemos tomar en cuenta que las flores es preferible cortarlas por la mañana. Las hojas es mejor tomarlas cuando el roció y la humedad de la mañana se han ido así como los tallos. Por su parte las raíces es mejor tomarlas en la tarde/noche cuando no haya sol.

Si queremos tener una mayor duración con nuestra planta es preferible que esta no tenga roció o humedad ya que entre más seca este la planta, mas puede conservar sus propiedades, por esto es que algunas personas utilizan métodos de secado de plantas, de esta forma se mantienen activas por más tiempo.