Ya vimos en Hogarus cómo podemos reciclar las bolsas de plástico, el aceite de cocina o incluso las bolsas de tés o infusiones. Revisa ahora las siguientes ideas realmente sencillas y prácticas para reconvertir también tus cartones de huevos:

  1. Papelera: Utiliza 5 cartones de huevo del mismo tamaño y pégalos con silicón caliente de manera que armes una caja, pero sin la tapa superior. Deja que seque y luego coloca dentro una bolsa que cubra los bordes y listo, ya tienes una práctica papelera. Para efectos de decoración, puedes pintarla a tu gusto.
  2. Soporte para teléfono: Puedes cortar un cuadro pequeño de un cartón de huevos para utilizarlo como soporte para tu teléfono móvil. De esta manera, ver videos será más cómodo. Como en el caso anterior, puedes utilizar pintura o spray para decorarlo.
  3. Soporte para portátil: a menudo los ordenadores portátiles se recalientan si no cuentan con un soporte que permita su ventilación. Si colocas un cartón debajo de la laptop, esta contará con más ventilación y se recalentará muy poco.
  4. Soporte para salsas: a menudo las salsas dentro de la nevera se pueden caer haciendo un desastre dentro. Para evitar esto, recorta una o más hileras de un cartón de huevos y colócala dentro del refrigerador en el espacio destinado a las salsas. Coloca cada frasco dentro de los huecos del cartón. Esto ayudará a darles estabilidad y a evitar accidentes.
  5. Separador: Gracias a su forma, es ideal para usarse como un recipiente para cosas pequeñas como clavos, chinches y alfileres. Se creativo y diseña una cajita utilizando el cartón de huevos como separador.
  6. Decoración: Aquí disponemos de dos opciones, usarlas para componer un cuadro, o bien para preparar figuras de diferentes elementos. Como cuadro puedes recortar cada hueco del cartón de manera que puedas diseñar alguna figura sencilla como un corazón. Pégalos a un cuadro y píntalo con pintura líquida o spray. Cuida los detalles y colócale un marco para colgarlo a la pared. Para proceder igual con unas figuras será necesario recurrir a tu imaginación. Puedes hacer desde flores hasta pequeñas figuritas como conejos, perros, gatos, aves, entre otros.
  7. Transporte: Puedes realizar una pequeña caja especial para transportar pequeños pasteles. Incluso puedes decorar la caja y, si tu negocio es la venta de dulces, puedes darles una decoración especial y utilizarlos como tu marca personal.
  8. Máscaras: Recorta dos de los huequitos y ábreles un orificio a cada uno. Decóralos como quieras y únelos con un poco de silicón caliente y estambre. Será un divertido, sencillo y económico juguete para los más pequeños de la casa.
  9. Mini jardín: Puedes utilizar un cartón de huevos para mantener unas flores pequeñas. Agrega el abono y la tierra correspondiente y sitúalo en una ventana. Será un accesorio decorativo super sencillo y económico.
  10. Casa de mascotas: Arma una caja con la forma que más prefieras. Pega cada una de las partes con un pegamento resistente. Para una mejor estabilidad, coloca doble cartón en cada pared y en el techo. Aplica pega blanca por cada una de las partes. Por cada capa de pega, aplica una capa de pedazos de papel periódico, por dentro y por fuera. Luego pinta con la pintura de preferencia y aplica otra capa de pega.
  11. Árbol de navidad: Si no quieres hacer ninguna de las ideas anteriores, recolecta todos los cartones de huevo que utilices en un año. En diciembre podrás apilarlos en forma de pirámide, pegarlos y pintarlos con spray verde. Tendrás un pino reciclado muy original que podrás decorar a tu gusto.

Os dejamos un vídeo para que veas algunas de estas sugerencias hechas realidad: