En Hogarus te hemos sugerido siempre muchas elaboraciones con quesos, como sucedió con los populares palitos de queso fritos que te animamos a preparar en pocos minutos, sin embargo ahora toca el turno al queso crema.

Aquí tienes nuestra lista de cuatro recetas muy sencillas para preparar con queso crema y que resultan muy rápidas y deliciosas:

Queso crema con tocino

  • 1 queso crema grande
  • ¼ t. de tocino cocinado y picado finamente
  • ¼ t. de cebolla finamente picada
  • Medio diente de ajo picado
  • ¼ t. de queso chédar
  • ¼ t. de champiñones en lata picados

Combinamos todos los ingredientes hasta integrarlos por completo, probamos la sal y si es necesario agregamos sal de ajo para un sabor más intenso. Podemos servir este queso con galletas, vegetales o pan.

Queso crema a los cuatro quesos

  • 1 queso crema grande
  • ½ t. de queso mozzarella
  • ½ t. de queso parmesano
  • ½ t. de queso chédar
  • ¼ cucharadita de ajo en polvo

Ralla o corta los quesos en cubitos muy finos. Bate el queso crema con la ayuda de una batidora de mano hasta que este se torne cremoso. Combina con una espátula todos los quesos e integra el ajo en polvo. Antes de servir con pan tostado o palitos de pan o apio, lleva el queso al microondas por 10 segundos, sólo para calentarlo un poco.

Queso crema con mermelada y picante

  • 1 queso crema grande
  • ½ t. de mermelada de chabacano o durazno
  • 2 o 3 cucharadas de chile chipotle en adobo o pimienta de cayena

Este queso crema es muy sencillo, ya que solamente debemos combinar la mermelada, el chile que prefiramos y verter esta mermelada con gusto dulce y picante sobre la barra de queso crema. Si deseas el queso más cremoso te recomendamos batirlo y entreverar la mermelada para presentarlo. Se sirve con vegetales como palitos de apio, zanahoria, así como con galletas tipo crackers y de agua.

Queso crema para frutas

  • 1 queso crema grande
  • 1 barra grande de chocolate blanco
  • 1 cucharada de vainilla
  • ¼ de t. de nueces confitadas finamente picadas

Con la ayuda de un microondas derrite el chocolate o podemos hacerlo también en baño maría. Combina el queso, la vainilla y el chocolate blanco hasta que se integren a la perfección. Llévalo al refrigerador hasta que esté firme y con ayuda de plástico dale forma redonda al queso. Cubre con las nueces confitadas y sirve con galletitas ligeramente dulces como las de jengibre o canela, así como con frutos rojos.