La regla básica para los purés de verduras es no añadirles sal y ponerles unas cucharadas de aceite de oliva virgen de calidad al finalizar la cocción para hacerlos más nutritivos. Según las recomendaciones del pediatra para su alimentación durante los primeros meses, los purés pueden ser sólo de verduras o de verduras con carne o pescado o incluso de verduras con legumbres.

Puré de calabacín, patata y zanahoria

Ingredientes

  • Cuatro o cinco calabacines grandes.
  • Dos patatas.
  • Tres zanahorias.
  • Dos quesitos
  • Aceite de Oliva virgen.

Preparación

Se ponen en una olla las verduras peladas y cortadas y se cubren de agua. Una vez cocida la zanahoria se retira del fuego y se retira un vaso de caldo puesto que el calabacín suelta mucha agua. Se añaden un par de cucharadas de aceite de oliva virgen y un par de quesitos y se bate observando el espesor y añadiendo un poco de caldo si lo queremos más líquido.

Puré de verduras y pollo

Ingredientes

  • Dos patatas grandes.
  • Tres zanahorias.
  • Cuatro calabacines.
  • 500 gr de calabaza.
  • Un muslo o media pechuga de pollo de corral.
  • Media cebolla o cebolleta (opcional).
  • Dos quesitos (opcional)

Preparación

Se ponen todas las verduras peladas y cortadas y el pollo libre de piel en una olla, se cubre de agua y se deja hervir hasta que la calabaza y las zanahorias estén cocidas. Se saca el muslo de pollo y se deshuesa o la pechuga y se parte en trozos y se vuelve a añadir a la olla.se añade un par de cucharadas de aceite de oliva virgen y se pueden añadir un par de quesitos de manera opcional si el bebé ya toma lácteos sin problemas de alergia. A continuación se tritura introduciendo el brazo de la batidora eléctrica en la olla y una vez que se haya enfriado se pueden hacer porciones para su congelación.

Puré de verduras, arroz y pescado

Ingredientes

  • Dos patatas grandes.
  • Tres zanahorias.
  • Media cebolla.
  • Un tomate maduro.
  • Pescado blanco: tres o cuatro tajadas de rosada, un lenguado o una pescadilla.
  • Un puñadito de arroz blanco.

Preparación

Se ponen todas las verduras peladas y cortadas en una olla con el tomate libre de piel y semillas, se cubre de agua y se deja cocer, una vez que la zanahoria está tierna se añade el pescado de nuestra elección y tras 5 minutos se vierte el arroz dejándolo cocer 15 minutos. Una vez finalizado se añaden un par de cucharadas de aceite de oliva  y se tritura.

Vamos a ver ahora unas recetas de papillas de frutas que puedes preparar también para alimentar a tu pequeño, algo que generalmente los pediatras suelen recomendar a partir de los 4 a 6 meses. Respecto a los purés de frutas es importante no añadirles azúcar y distinguir entre frutas laxantes y astringentes y hacerlos con una combinación de ambas según el efecto que queramos conseguir.

Papilla de manzana, pera y plátano

Se pelan y se cortan media manzana, media pera y medio plátano, se pone en el vaso de la batidora y según el gusto del bebé se puede batir con el zumo de media naranja o bien con un poco de leche materna o artificial e incluso yogur. En el caso de que no acepte muy bien la fruta se puede añadir uno o dos cacitos de cereales  o una galletita de bebé sin azúcar.

Papilla laxante de naranja, ciruela y pera

En los casos en los que nuestro bebé se retrasa en sus deposiciones podemos usar esta papilla en ayunas y en la merienda.

Se bate el zumo de media naranja, una ciruela madura, y media pera madura añadiendo una galletita de bebé sin azúcar si rechaza la naranja. Se puede sustituir la ciruela por kiwi si el bebé acepta bien este alimento.