Aquí tienes nuestras combinaciones para que puedas preparar diferentes tipos de leche usando ingredientes muy diferentes. Todas estas recetas de leches vegetales resultan muy saludables para cualquier tipo de dieta, así que podrás incluirlas y además disfrutar de los peculiares sabores quue pueden aportarte.

Leche de Avellana

  • 1 taza de avellanas
  • 4 tazas agua
  • 2 dátiles
  • Pizca de sal

Se dejan remojar las avellanas por lo menos 12 horas, estás se hinchan un poco. Se retira el agua del remojo y se licuan junto con el resto de los ingredientes. Se cuela con la ayuda de una manta para poder tomarla.

Leche de Semillas de Calabaza

  • 1 taza de semillas de calabaza sin tostar y sin sal
  • 1 o 2 dátiles
  • Pizca de sal
  • 4 tazas de agua

Se remojan las semillas por lo menos por 8 horas, se retira el agua de remojo y se licuan junto con el resto de los ingredientes. Se cuela para poder tomar.

Leche de Almendras

  • 1 taza de almendras
  • 4 tazas de agua
  • 1 dátil

Es el mismo procedimiento de la leche de avellanas.

Leche de nuez de la India

  • 1 taza de nuez de la India
  • 4 tazas de agua
  • Pizca de sal

Se repite el procedimiento de la leche de avellanas.

Leche de Alpiste

  • 1/2 taza de Alpiste
  • 4 tazas de agua
  • Procedimiento

Se sigue el mismo procedimiento que en las leches anteriores.

Leche de Mijo

  • 1/3 taza de mijo
  • 1 litro de agua
  • Una raja de canela
  • 1 c de aceite de coco
  • Pizca de sal

Se pone a remojar el mijo por lo  menos dos horas, se limpia esa agua y se pone a cocinar junto con el resto de los ingredientes por 15 minutos. Después de cocinado el mijo se bate la leche y se cuela de ser necesario para su consumo.

Leche de Nuez

  • 1/2 taza de nuez
  • 4 tazas de agua
  • 1 dátil
  • 1 cucharadita de vainilla

Se deja remojar por 6 u 8 horas, después de esto se desecha el agua de remojo y se licua junto con los otros ingredientes. Se cuela de ser necesario.

Leche de nuez del Brasil

  • 1/2 taza de nuez del Brasil
  • 4 tazas de agua
  • Se repite el procedimiento anterior.

El resultado de colar las leches que así lo requieren no lo botes, se puede usar como fibra extra en panes y galletas, así como en la elaboración de queso vegano en algunos casos.