Existen muchos tipos de muesli que se comercializan, pero hay que diferenciar entre dos grupos:

  • Los mueslis azucarados. Los comercializan las mismas marcas que ponen a la venta otros muchos cereales también ricos en azúcar. No son nada recomendables, ya que tienen una gran cantidad de azúcar añadido que hace que pierdan todas sus cualidades saludables y que además, sean excesivamente calóricos.
  • Los mueslis naturales. Los realizan marcas especializadas en productos sanos y tienen en cuenta no añadir azúcar y que sus valores sean equilibrados. Lo malo de estos productos es que al no hacerlos uno mismo no son válidos para lograr objetivos personales. Por ejemplo, un mismo producto puede ser demasiado calórico para quien quiere perder peso y demasiado poco rico en frutos secos para quien va a realizar un entrenamiento.

Los mueslis caseros garantizan el aporte justo para cada persona, por eso incluso estas recetas que vienen a continuación deben de ajustarse a la dieta de cada uno:

Muesli para dietas bajas en calorías

El muesli tiene bastantes calorías, eso es importante señalarlo. Pero también es importante decir que si se toma en pequeñas cantidades y por la mañana ofrece mucha energía y podemos concluir que el muesli aporta varios beneficios, lo que permite que pueda ser un alimento perfecto para una persona a dieta. La clave está en más fruta fresca y menos frutos secos.

Una receta perfecta consiste en dos partes de salvado de avena o de copos de avena integrales, una parte de arroz inflado, una parte de copos de maíz y media manzana troceada. La avena se debe de preparar a parte cociéndola en agua para ablandarla y, una vez lista, se añade el resto de los productos aprovechando esa agua a modo de leche. Se puede endulzar con edulcorante.

Muesli para deportistas

Los deportistas necesitan una buena cantidad de hidratos de carbono para realizar sus ejercicios, por eso el muesli para ellos es mucho más potente. En este caso se haría con dos partes de avena, una parte de copos de trigo, una cucharada de pasas, medio plátano, media manzana, tres avellanas y dos nueces.

La preparación del muesli es básicamente la misma siempre, pero en el caso de los deportistas se puede hacer con leche para añadir más proteínas. Se puede endulzar con miel e incluso se puede añadir un poco de chocolate negro en virutas.

Muesli para toda la familia

Se trata de una receta de muesli apta para toda la familia, equilibrada y muy rica. Se realiza con dos partes de avena, una parte de copos trigo, una parte de arroz inflado, una parte de copos de maíz, cuatro nueces, una cucharada grande de pasas, orejones troceados y manzana fresca.  Se prepara en leche y se puede endulzar con miel o con edulcorante según se desee.

Resulta ideal para preparar unos desayunos saludables y que además aporten los nutrientes necesarios para empezar bien el día, además su variedad de texturas y sabores la hacen muy apetecible.