Canapés con jamón, piña y queso

Es una receta muy sencilla. Se deben tostar las rebanadas de pan, y luego huntarlas con mantequilla. Una vez hecho esto, se coloca una rebanada de jamón, una rebanada de piña, y luego el queso, que deberá gratinarse brevemente en el horno. La piña rebanada puede reemplazarse por piña en almíbar.

Lomo de venado con salsa de mora

Primero se realiza la salsa de moras, cuya preparación consiste en colocar agua con azúcar y esperar que hierva durante dos minutos, luego se agregarán las moras, que deben hervir por algunos minutos más. Seguidamente se trituran.

Ahora es momento de preparar el caldo de carne. Una vez que se han retirado cartílagos, huesos, u otros elementos de este tipo, estos se colocan a fuego vivo, y cuando estén adquiriendo color, se agrega vino tinto, se deja cocinar por otros minutos, hasta que la mezcla se esté poniendo espesa. Luego se procede a colar.

Se saltea el lomo hasta que cambie de color, con el horno precalentado a  180 grados. Se sazona la carne y se mete a hornear por unos 15 minutos. Luego se mezcla el caldo con la salsa de moras en una sartén, hasta que se forme una burbuja tipo caramelo. Luego se corta el lomo en rodajas y se baña con la salsa.

Solomillos de cerdo

Se sazona el solomillo y se sella con aceite de oliva en una cazuela. Una vez que esté dorado por cada lado, se retira, y se sofríe la cebolla, cortada en juliana, agregando un poco más de aceite. Seguidamente se agrega piña cortada en cuadritos y pimientos rojos previamente asados en el horno. Luego se coloca un poco de vinagre, miel, azúcar y harina de maíz diluida en agua. Se deja cocer hasta que la salsa espese. El solomillo se cocina en el horno, sin que quede demasiado seco, y luego se acompaña con la salsa.

Muslos de pollo con miel y piñones

Se colocan los muslos ya condimentados en una sartén con aceite de oliva hasta que doren. Seguidamente se agrega la cebolla, hasta que dore también, luego el vino blanco y se baja el fuego. Ahora es momento de agregar los piñones y la miel, y bajar el fuego nuevamente hasta que los muslos estén bien cocidos y la salsa compacta.