En este artículo te diremos qué necesitarás para preparar pretzels en casa de una manera muy fácil, sigue leyendo y descubre la receta.

Ingredientes

  • 3 tazas de harina.
  • Un huevo grande.
  • Una taza de agua tibia.
  • 2 cucharas de levadura.
  • Una cuchara de azúcar blanca.
  • 2 cucharas de sal.
  • Una cuchara de azúcar moreno.
  • 1/4 taza de bicarbonato de sodio.

Preparación paso a paso

En un recipiente mediano vierte el agua tibia y añade la levadura, deja reposar por 2 minutos y mezcla la levadura en el agua. Añade taza y media de harina, la sal y el azúcar. Utiliza una espátula de cocina para mezclar, hasta obtener una masa harinosa.

Amasa con una batidora durante unos cinco minutos a una velocidad baja, si no posees batidora puedes hacerlo con tus manos. Si observas que luego de un minuto la masa es muy pegajosa, agrégale una cucharada más de harina mientras sigues amasando. Forma una bola, cuando la mezcla este suave y solo un poco pegajosa ya estará lista.

Limpia el mismo recipiente que usaste, unta su interior con un poco de aceite y vuelve a introducir la masa dentro, cúbrelo con un trapo limpio y deja reposar mientras su tamaño aumenta. Necesitarás dejar reposar por al menos unos 50 minutos. Una vez trascurrido este tiempo coloca la masa sobre una superficie previamente enharinada y divídela en ocho porciones iguales.

Toma cada porción y extiéndelas con tus manos, debes darle una forma de churro y medir entre unos 45 a 50 centímetros cada una, esto es para que puedas darle una forma de pretzel a la masa, en Internet podrás encontrar varias imágenes sobre ellos, son muy fáciles de hacer.

Una vez que les hayas dado forma a tus pretzels, colócalos en una bandeja del horno, este debes prepararlo con papel de hornear para que los coloques allí. Procura dejar un espacio entre cada uno de ellos, cúbrelos con un trapo y deja reposar durante unos 25 minutos antes de hornearlos.

Pre-calienta el horno a unos 220°C, cuando los pretzels comienzan a ganar volumen, vierte 7 tazas de agua en una olla y calienta a fuego alto, cuando el agua haya hervido agrega el bicarbonato y el azúcar morena. El bicarbonato hará que el agua suba hasta la superficie de la olla, mezcla y deja disolver los ingredientes. Baja el fuego a medio e introduce 2 pretezels en el agua o los que te alcancen (sin que queden muy apretados entre ellos).

Cocínalos a fuego lento durante 25 segundos, voltéalos y cocina 25 segundos más, retíralos y colócalos de nuevo en la bandeja del horno. Podrás observar que los pretzels crecen un poco y tendrán una textura arrugada. Cuando hayas hecho esto con todos, bate los huevos en 2 cucharadas de agua tibia y úntalos con esta mezcla, luego espolvorealos con un poco de sal.

Lleva los pretzels al horno durante unos 15 minutos o hasta que estén bien dorados. Deja reposar hasta que se enfríen o hasta que estén en una temperatura ideal, puedes comerlos rellenos de lo que quieras.