Cómo hacer la masa casera

Para la preparación de la masa es necesario que debas saber hacerla, ya que si explicáramos esto nos tomaría mucho tiempo y no es lo en lo que deseamos enfocarnos. Pero si la sabes preparar no tendrás problemas en hacer la pizza, además puedes buscar un tutorial para saber cómo hacer la masa o prepizza.

Para aquellos que no desean tomarse el tiempo en aprender a preparar la masa para pizza, hay panaderías donde venden la masa ya lista solo de colocar los ingredientes y llevarla al horno.

Ingredientes para la pizza

  • 4 tomates grandes, debidamente pelados, o media lata de tomates pelados.
  • Orégano al gusto, basta con una pizca.
  • Una pizca de sal.
  • 100 gramos de queso mozzarella.
  • Un pimiento mediano.
  • Una cebolla mediana.
  • 50 gramos de pepperoni, o en su defecto salchicha o jamón cocido.

Preparar los ingredientes

Tritura los tomates pelados en la licuadora, o puedes hacerlo en un procesador de alimentos. Una vez que los tritures, añádele la pizca de sal, y por supuesto la pizca de orégano a la salsa de tomate que preparaste.

En un recipiente, raya los 100 gramos de queso mozzarella. En cuanto a la cebolla, y el pimiento debes cortarlos en tiras, si las prefieres gruesas o finas, es tu elección. Por otro lado, el pepperoni córtalo en rodajas, aunque cuando lo compres tienes la posibilidad de pedirlo debidamente cortado.

Cómo elaborar la pizza

Una vez que tengas la masa previamente hecha, o comprada en el molde que usarás, debes esparcir muy bien la salsa de tomate, esto lo puedes hacer con la ayuda de una cuchara, para que de esta forma se esparza de manera uniforme en toda la superficie de la masa.

Seguido de esto, distribuye muy bien el queso mozzarella que rayaste con anterioridad, sobre la salsa, luego de hacer esto, haz lo mismo con los demás ingredientes, la cebolla, el pimentón y el pepperoni.

Lleva al horno, este debe estar precalentado con anticipación, a 200 grados centígrados. Deja cocinar la pizza de 10 a 15 minutos, y procura vigilar en ocasiones, ya que algunos hornos por su potencia pueden llegar a quemarla.

Para saber cuándo la pizza esta lista exactamente, existe un punto clave, debes cerciorarte de que el queso mozzarella este derretido y con una ligera capa dorada en su superficie, además debes asegurarte de que la masa de la pizza, por debajo, este con un color marrón ligero.

Aunque hay personas que las prefieren un poco más crujientes por lo que deberías estar vigilando la pizza y una vez que te asegures de que esté en el punto que te guste, puedes retirarla del horno y servir.