Adaptarse a los nuevos tiempos

Actualmente, existen novias para todos los gustos. Jóvenes que se casan por primera vez, mujeres que contraen segundas o terceras nupcias, novias mayores, novias embarazadas, con hijos o novias de la tercera edad.

Así que también es de esperar que las normas establecidas para llevar la novia al altar experimenten cambios. Ya la tradición no marca la pauta en este aspecto. Si tu padre no es una opción para llegar al altar, aún hay opciones para escoger.

La ceremonia de la entrega de la novia

El siglo XXI da para mucho y las nuevas tendencias pueden conjugarse con las antiguas tradiciones. La novia puede llegar al altar acompañada por:

  • El padre: Es lo más tradicional y una novia que tenga una relación cercana con su papá, estará encantada de que el que hasta ahora haya sido la figura del hombre de su vida, la entregue al que será el nuevo hombre que cuidará de ella. También, indica la aceptación del padre a la nueva relación.
  • La madre: En familias donde el padre no está presente por distintas razones, muchas novias encuentran en su mamá una mejor amiga, para llevarlas hasta el altar. Si tu madre te ha servido de apoyo durante toda tu vida, no dudes en invitarla para compartir este gesto con ella.
  • Abuelos, tíos o hermanos: A falta de lo tradicional, puedes optar por algún familiar con el que tengas mucha afinidad. Aquí se pueden contar los abuelos, tíos, hermanos e incluso primos o padrastros.
  • Otra persona elegido por la novia: No tengas miedo a romper las tradiciones. ¿Quién dice que tu mejor amigo no puede llevarte al altar? Se dice que los amigos son la familia que se escoge y no es obligado que te entregue alguien con quien tengas lazos consanguíneos.
  • Los hijos de la novia: Cada vez es más común contraer segundas nupcias o que las madres solteras se casen. Si debes llegar al altar con alguien a quien amas, definitivamente en la boda tus hijos pequeños son la elección perfecta. Nada más tierno, que ver a una madre con sus pequeños llegar al altar.
  • Llegar al altar por ti misma: Los tiempos han cambiado y las novias pueden ser mujeres muy independientes y seguras de sí mismas. Si deseas llegar sola al altar directamente a los brazos del hombre que amas, que nada te detenga.

Funciones de la persona que entrega a la novia

Algunas de las actividades reservadas para la persona que te llevará al altar son:

  • Acompañamiento desde la salida de la casa u hotel hasta el altar de la ceremonia.
  • Ayudar a la novia al subir y bajar del vehículo, asistirla con el vestido, el ramo de flores y el velo, en caso de llevarlo.
  • Como tiene una relación especial con la novia, se encarga de tranquilizarla, escucharla y mimarla durante ese día tan especial.
  • Puede hacer un baile con la novia, después del primer baile nupcial de la pareja.

Como ves, hay muchas opciones para llegar al altar, además de la tradicional. No hay razón para hacer sentir mal a la novia por no seguir las costumbres locales. Recuerda, que el día de tu boda debe ser todo alegría y lo que buscas es atesorar momentos especiales que quieras recordar.

Lo único que no debe variar es que la novia, debe ser la única encargada de escoger quién la lleve al altar.