En ninguna parte esto es mejor ilustrado que en la Antigua Ciudad (Gamla Stan). Te sorprenderán sus calles empedradas, edificios bien conservados, el Palacio Real, las iglesias góticas y excelentes cafés, bares, restaurantes y tiendas. Puedes darte un golpe de cafeína en uno de los muchos finos cafés de Estocolmo, antes de dar un paseo de compras por las boutiques y tiendas suecas e internacionales. Además, también puedes encontrar boutiques de estilo vintage y retro.

La mayoría de los visitantes nunca experimentan la naturaleza pródiga que rodea la ciudad. Pero Artipelag, una nueva sala de arte en medio de 54 hectáreas de campos y bosques en el archipiélago, está ayudando a cambiar eso. Concebido por Bjorn Jakobson, el fundador de BabyBjorn, este moderno complejo de arte abrió en 2012. La ubicación frente al mar hace que se encuentre a sólo un viaje en autobús de 20 minutos del centro de la ciudad. Si compras una Stockholm Card (Tarjeta de Estocolmo) puedes ahorrar un poco en los billetes de autobús, tren y metro. Y conseguir un montón de entradas gratuitas a museos y otras atracciones.

En Estocolmo hay muchos bares de comida rápida

Estocolmo cuenta con una gran variedad de restaurantes, pero sin embargo, comer en Estocolmo puede ser costoso, si tu objetivo son lugares algo mejores que los bares de comida rápida, los pubs de estilo británico (run-of-the-mill), o los restaurantes étnicos, prepárate para pagar alrededor de 175 a 250 SEK o más, por la mayoría de los platos principales en los restaurantes de calidad.

A la orilla del agua en la periferia de Gamla Stan, te encontraras con la residencia oficial del rey de Suecia, el Palacio Real (Sverige's Kungahus). Curiosamente, la residencia de la reina está en otra parte, en la hermosa isla y Patrimonio de la Humanidad Drottningholm (Isla de la Reina). Este palacio es uno de los más grandes de Europa, además, cuenta con más de 600 habitaciones y no menos de cinco museos. Ya que data del siglo 18 y posee un estilo barroco, las verdaderas joyas esperan dentro. Podrás ver el trono de plata de la reina Kristina, visitar el Museo de Antigüedades, la Armería y el Museo de Tre Kronor (Tres Coronas).

Palacio de Drottningholm, Isla de la Reina

Un lugar que no debes dejar de visitar en tu viaje a Suecia es el Museo Vasa. El increíble barco de guerra Vasa estaba destinado a ser el orgullo de la flota imperial sueca, sin embargo, se hundió en su viaje inaugural en 1628. Una increíble operación de salvamento tuvo lugar en 1961, y ahora los visitantes pueden admirar esta gloriosa cápsula del tiempo, de la cual el 95 por ciento es original. Los tres mástiles en el techo del museo se reconstruyeron a la altura y especificaciones exactas de los mástiles originales. Este es el museo más visitado de Suecia, y con razón. Más de un millón de personas vienen aquí al año a disfrutar de 10 exposiciones diferentes.

Museo Vasa en Estocolmo