Si te preguntas qué atracciones tienes en Esmirna, las ruinas de Éfeso es una de ellas situada a unos 70 km del Puerto. En su época fue un paraje comercial muy importante llegando a su máximo esplendor en el Imperio Romano cuando era la capital de Asia Menor. Su mayor atractivo es la Biblioteca de Celso, construida en el siglo II con una fachada imponente. Otro de los atractivos es el Gran Teatro que data de los siglos I y II. Sus gradas están construidas en la ladera de la montaña con capacidad para 25.000 espectadores. Actualmente se encuentra muy bien conservado siendo una verdadera maravilla de la época romana.

ruinas de Éfeso

A unos 5 km de allí se encuentra la Casa de María donde se supone vivió la Virgen María en sus últimos días de vida. La antigua casa data del siglo I aunque fue reconstruida en los siglos VI o VII.

Casa María, donde creen que vivió la madre de Jesús

Dentro de la ciudad también puedes disfrutar de sus bellezas como la Plaza Konak Meydani con su Torre del Reloj que data del Imperio Otomano y la Mezquita Konak Cami del siglo XVIII y hacia la finalización de la plaza encontrarás su Bazar, muy concurrido por cierto. También cuenta con un paseo marítimo de unos 5 km de largo, con una buena cantidad de bares y restaurantes uniendo la ciudad vieja con el puerto.

Plaza de Konak Meydani

Generalmente los turistas suelen utilizar el taxi para realizar los recorridos ya que es económico y accesible, la otra opción es contratar una excursión para no tener que preocuparse por los recorridos y por el transporte. Algunos turistas prefieren alquilar un auto pero el tránsito es muy caótico y estresante por lo que no es aconsejable si esperas disfrutar a pleno.

Esmirna también cuenta con una buena cantidad de edificios históricos:

Museo Atatürk: era la casa que utilizó el fundador de la República de Turquía cuando visitaba Esmirna. Actualmente se pueden apreciar fotografías del líder además de sus efectos personales.

Museo Atatük

Iglesia de San Policarpo: fue una de las 7 Iglesias del Apocalipsis y su construcción se realizó en 1620.

Mezquita de Hisar: fue construida a finales del siglo XVI por Aydinoglu Yakup Bey y se hizo su restauración en el siglo XIX. Su cúpula descansa sobre 8 pilares.

Mezquita de Hisar

Havra Sokak: es un antiguo Barrio Judío que todavía conserva su forma antigua con una calle en la que se pueden visitar las Sinagogas que aún perduran.

Saat Kulesi: conocida como la Torre del Reloj, fue construida en 1901 por un arquitecto francés nacido en Esmirna.