Tipos de despido

Te describimos los tipos de despido, a fin de que sepas las condiciones de cada tipo de despido, para que identifiques si realmente aplica en tu caso:

  1. Procedente: Se refiere al despido que se aplica al trabajador, estando el empleador plenamente justificado en las causas que motivaron dicho despido. Es un despido correcto.
  2. Nulo: En estos casos se violaron los derechos básicos del trabajador, se aplicaron medidas discriminatorios o de prejuicio, por ejemplo: negar los derechos de disfrute por maternidad. Por lo tanto, el despido se califica como nulo o no puede proceder.
  1. Improcedente: Existen dos causas para declarar improcedente un despido:
  • Incumplimiento de los requisitos legales
  • Razones materiales; que implican que el empleador no estaba plenamente justificado para aplicar el despido

¿Qué esperar de la empresa si me despiden?

Existen muchas creencias erróneas sobre los deberes de la empresa cuando nos despiden, dando lugar a reclamaciones infundadas. En otros casos sucede justo lo contrario, podríamos dejar de reclamar algo que legalmente nos pertenece. Así que vamos a detallarte mejor qué proceso tendrá lugar para el caso concreto de un despido procedente.

Carta de despido

Es el documento explicativo de las causas que motivan el despido por parte del empleador. Debe indicar si el despido es objetivo, colectivo o disciplinario. A menos que el despido sea por causa disciplinaria, el empleador debe notificarte con 15 días de antelación. Si no estás conforme con el despido, puedes dejar una nota de “No Conforme” al recibir la carta; lo cual te servirá para una reclamación posterior.

Finiquito

Se refiere a la liquidación o remuneración que te debe tu empleador por motivos de vacaciones, horas extras y otros pagos pendientes. El finiquito es de pago obligatorio al trabajador, sin importar la calificación del despido.

Indemnización

Es diferente del finiquito y se aplica en los casos de despido improcedente. Es una compensación al trabajador, por los daños al perder su trabajo y para los cuales el empleador no tenía razones justificadas. El monto de la indemnización irá en función de tu antigüedad, tu salario y el tipo de despido.

Si estas bajo la modalidad de un contrato temporal, también tienes derecho a recibir una indemnización al demostrar la temporalidad.

¿Qué tramites debo realizar en caso de despido?

Es probable que hayas calculado tú mismo el paro que te corresponde, pero deberás acceder a uno de los puntos del servicio para empleo de tu comunidad autónoma, de modo que allí podrás presentar la documentación necesaria, además de iniciar los trámites para reclamar en caso de estar convencido de que se ha producido una irregularidad en tu despido.

  1. Certificado de empresa: Es un documento que el empleador debe entregar al Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), para informar acerca del despido. Debes estar al pendiente que tu empleador consigne dicho documento, pues a través de éste puedes cobrar la remuneración por paro.
  2. Demanda conciliatoria: En caso de no conformidad con tu despido, tienes un plazo de 20 días hábiles para presentar una demanda, la cual puedes apoyar con asesoría profesional.
  3. Prestación por desempleo: Para esto te inscribes como demandante de empleo y presentas la solicitud para recibir el subsidio en los próximos 15 días hábiles a la notificación de despido. Recuerda que necesitarás una serie de documentos para pedir el paro y que pueda ser aceptada tu solucitud, en particular suele ser necesario el certificado de empresa y la carta de despido.

¿Qué esperar si mi despido es declarado improcedente?

Existen dos opciones posibles que tu empleador puede ofrecerte:

  1. Readmitirte al trabajo: Tendrás las mismas condiciones de trabajo que disfrutabas antes de ser despedido y deberán abonarte el sueldo correspondiente al tiempo que estuviste cesante. También deberán pagar lo correspondiente a las cotizaciones de la Seguridad Social. Por tu parte, deberás devolver la indemnización que se te abono cuando fuiste despedido.
  2. Indemnizarte: Si tu empleador no te quiere de vuelta al trabajo, entonces debe pagarte una indemnización que pondrá fin al contrato de trabajo establecido.

Ahora, ya estas mejor informado acerca de qué esperar y cómo debes actuar en caso de un despido improcedente.