Lo que está sucediendo es que la stevia tiene detrás marcas muy fuertes apoyando su venta y hacen una propaganda que se podría considerar bastante poco cercana a la verdad. Venden las propiedades de la planta de stevia y tratan de hacer creer a sus clientes que los polvos blancos o las pastillas que venden tienen esas propiedades. No es verdad.

Si quieres disfrutar de las propiedades reales de la stevia debes de consumir la planta directamente, sin procesado y evidentemente no es tan fácil de encontrar. Estas son las propiedades que tiene:

  • No tiene calorías. Por tanto, la stevia endulza pero sin engordar. Es importante señalar que la stevia tiene un gusto muy característico que siempre queda en los productos en los que se utiliza esta planta y que es inevitable que suceda. No a todo el mundo le resulta agradable pero no es exactamente el regusto metálico que queda cuando se utiliza stevia procesada.
  • Es un poderoso antioxidante. Las infusiones de stevia son hasta ocho veces más ricas en antioxidantes que el famoso té verde. Por eso ayuda a aumentar las defensas y a evitar contagios de resfriados y gripes.
  • Si se añade al dentífrico ayuda a combatir la caries y otras enfermedades de la boca. Elimina las bacterias dañinas de la boca de manera muy efectiva y es mucho mejor contra la caries que muchos de los productos que se comercializan habitualmente.
  • Es muy digestiva. Sus infusiones ayudan a hacer la digestión pero también ayudan a que el intestino absorba menos grasas, arrastrándolas para que sean expulsadas. Por eso, además de no tener calorías también ayuda a perder peso de esta manera.
  • Es muy buena para quienes padecen fatiga crónica. La stevia da energía, hace que la persona se sienta más enérgica pero sin alterar los nervios como ocurre con el café o con las bebidas energizantes.
  • Contribuye a la cicatrización de las heridas. Si se aplica en heridas ayuda a que estas curen mucho antes, especialmente las quemaduras y los cortes profundos.

Los peligros de la stevia

Consumida en grandes cantidades, la stevia puede ser peligrosa para la salud, ya que se han realizado estudios que asocian el consumo de esta planta con la esterilidad, especialmente la masculina.

También se ha observado que puede causar problemas en el metabolismo, impidiendo la correcta absorción de los hidratos de carbono y causando agotamiento en la persona, incapaz de recibir la energía que necesita.

En cualquier caso, estaríamos hablando de consumos muy elevados que no son los normales en una persona que utiliza la stevia para consumir una infusión o para endulzar una bebida de manera natural.