De hecho, esta planta se utilizaba para tratar heridas debido a sus propiedades antibióticas y antibacterianas. Sus aceites trataban heridas para evitar infecciones y que curaran antes. Hoy, este uso es el menos frecuente debido a que hay otras plantas más efectivas para esto.

Las maneras más habituales de consumir hipérico son en forma de infusión, que es la manera más habitual, en comprimidos que incluyen su extracto o utilizando su aceite esencial para diferentes preparados.

Principales usos del hipérico

Veamos ahora las principales aplicaciones y propiedades que nos ofrece el hipérito,

  • Antidepresivo: Como hemos dicho, las propiedades de esta planta como antidepresivo son de sobras conocidas. Ayuda a vencer la tristeza sin motivos y también la apatía que acompaña a este estado de ánimo.
  • Para tratar el estrés: En pequeñas dosis, el hipérico es una planta muy empleada para el tratamiento del estrés o de los nervios y la ansiedad causados por el agobio en el trabajo o por rachas complicadas en casa.
  • Para mejorar la memoria: El hipérico puede ayudar a mejorar la memoria, especialmente si las lagunas son producidas por estar sometidos a una gran cantidad de trabajo.
  • Digestivo: Combinado con otras plantas, el hipérico puede ayudar a realizar mejor las digestiones ya que calma los nervios que muchas veces son los causantes de que la digestión no sea tan buena como debería. Se puede tomar en infusión dos veces al día o en comprimidos tras cada comida importante del día.
  • Analgésico: El hipérico calma el dolor al relajar el sistema nervioso. Es un analgésico suave, pero se puede utilizar para tratar molestias que sean constantes aunque no sean intensas.
  • Tratamiento de fibromialgia: Es una de las últimas cosas para las que se ha empezado a utilizar el hipérico, pero parece que es muy efectivo en el tratamiento de la fibromialgia y todos sus problemas, como la fatiga crónica, los dolores musculares o la falta de sueño reparador. En este caso se utiliza el extracto de la planta como ingrediente de medicamentos naturales indicados para esta enfermedad.
  • Síndrome premenstrual y reglas dolorosas: contribuye a que las reglas abundantes y dolorosas sean más normales y también calma los síntomas del síndrome premenstrual, tanto los dolores físicos como los cambios de carácter o la tristeza que muchas mujeres sienten en estos momentos. Se utilizan las flores de la planta tomadas en infusión dos veces al día, comenzando una semana antes de la aparición de la menstruación y finalizando con la misma.
  • Para tratar la piel grasa: el aceite de hipérico ha demostrado ser muy bueno para limpiar la piel grasa y ayudar a que se equilibre. Se utiliza por la noche, para limpiar la piel antes de dormir.
  • Diurético: las propiedades diuréticas del hipérico lo convierten en un fantástico aliado cuando hay problemas de retención de líquidos o incluso para los problemas de gota.