Esta estadística lleva a preguntar si hay una buena difusión de información al respecto o si todavía queda mucho por decir para que se tome verdadera conciencia del problema.

El virus pertenece a la familia de los retrovirus que se caracteriza por su tamaño pequeño y por poseer ARN en su material genético. Los primeros casos se manifestaron en los ’80 en la comunidad gay pero se difundió a todos los géneros, es decir, no quedó circunscripto a la comunidad homosexual.

El virus se llama VIH (virus de inmunodeficiencia humana) y es el que produce el SIDA (Síndrome de Inmuno Deficiencia Adquirido). Este virus va deteriorando paulatinamente las células del sistema inmunológico evitando que puedan luchar contra cualquier infección que afecte al organismo.

  • Cómo se da el contagio: El contagio se da a través del contacto con la sangre, el pre-semen, el semen y los fluidos vaginales. También el contagio se da a través del embarazo, de la madre al feto, durante el parto y por darle el pecho. Se transmite en una relación sexual vaginal, anal y oral.
  • Cómo no se contagia: No se transmite por insectos como mosquitos, moscas, pulgas o garrapatas. Es un virus de humanos que pasa a humanos no intervienen los animales en ningún aspecto. Tampoco hay contagio por compartir una comida, una bebida, una caricia, un beso, un abrazo, por nadar en una piscina o compartir el baño público o el teléfono público.
  • Cómo es el contagio fuera de la relación sexual: se puede transmitir por el uso de agujas compartidas y todos los elementos que contengan sangre infectada. Tanto si es por inyección de drogas, medicamentos o se comparten agujas para tatuajes.
  • Cómo saber si me contagié: existe un análisis que determina si una persona se infectó o no. Se realizan en hospitales, clínicas, centros de salud y laboratorios ya que actualmente todos cuentan con el equipo necesario para realizar este estudio.
  • Qué pasa con los tatuajes y huecos para aros y piercings: el riesgo está en compartir agujas infectadas, si se tiene la precaución de desinfectar correctamente el material o utilizar material descartable, no existe el peligro de contagio al hacerse un tatuaje o colocarse aros o piercings. Es importante elegir el lugar con cuidado y no realizar estas prácticas en cualquier sitio.
  • Qué pasa en las prácticas deportivas: no hay inconvenientes en las prácticas, en caso de que algún jugador resulte lastimado y sangre, se lo retira del juego y no regresa hasta que deje de sangrar. Para su atención, la persona que lo asista usará guantes descartables esterilizados y se le realizarán los primeros auxilios correspondientes a su herida. Si quedan manchas de sangre en el campo de juego se limpian con guantes y con desinfectante. Si el herido se ensució la ropa con sangre tendrá que cambiarla antes de volver al juego. Teniendo estas precauciones no hay riesgo de contagio.