Lo conveniente es no marcarse una fecha determinada para que se produzca el embarazo y tomárselo con paciencia puesto que una pareja perfectamente sana pueden convertirse en futuros papás nada más comenzar a buscar o en cambio necesitar un poco más de tiempo y es completamente normal porque cada embarazo es diferente desde el mismo momento de la concepción.

Partiendo de la base de que debemos mantener relaciones siempre que a la pareja le apetezca, lo mejor es que sean frecuentes  y  tampoco está de más  saber  los días más fértiles del mes de la mujer según su ciclo de ovulación para aprovecharlos pero sin obsesionarse demasiado. Los hábitos que deberías buscar son muy similares a los que se siguen en la fecundación artificial, es aconsejable abstenerse de mantener relaciones algunos días antes para que el esperma del hombre tenga mejor calidad. Pero no pasa nada si no se sigue esta recomendación de forma totalmente estricta porque el esperma del hombre se renueva rápidamente.

Las mejores posturas sexuales para concebir son aquellas que permiten una penetración profunda tales como la clásica del misionero que es considerada como una de las más efectivas aunque puede deberse a su frecuencia de uso por parte de la mayoría de las parejas que la encuentran muy cómoda. Para mejorar su efectividad la mujer puede usar un cojín para elevar sus caderas.

La profunda es una postura en la que la mujer apoya las piernas en los hombros del hombre  durante la penetración lo que confiere profundidad y que semen llegue con más facilidad al útero.

El arco es una posición en la que la inclinación hace que el semen entre rápidamente en la vagina. En esta postura la mujer se tumba hacia arriba con las piernas abiertas y flexionadas apoyando las nalgas encima de los muslos de su pareja.

El perrito se trata de postura en la que ambos se apoyan sobre sus rodillas y el hombre penetra desde atrás tratándose  también de una postura en la que se produce una penetración que resulta muy efectiva para maximizar los recursos y que se produzca un embarazo.

La cuchara es una posición en la que ambos miembros de la pareja s se acurrucan abrazados  hacia el mismo lado penetrando el hombre desde atrás y permite un control total de la penetración durante todo el proceso.

Es importante que el hombre en el momento de eyacular espere a que su pene esté fláccido antes de retirarlo de la vagina de su pareja puesto que podría producirse un indeseado movimiento de retroceso  que hiciera que el esperma se vaciara fuera por lo que es mejor tomarse su tiempo y hacer las cosas tranquilamente y sin prisas, disfrutando de la experiencia y del momento especial y único en la pareja cargado de magia de ser conscientes de estar creando una vida.