Pomada antiséptica a base de ajo

En artículos anteriores hemos hablado de la infinidad de usos que nos ofrece el ajo, en especial por sus propiedades antioxidantes y antisépticas, es por ello que es usado en el todo el mundo para tratar varios tipos de afecciones.

Es un poderoso agente en la destrucción de los microbios y virus, y ello se ha demostrado en varios estudios, lo mejor de todo es que es un producto totalmente natural, al cual tienes acceso sin ningún problema. Hoy usaremos el ajo para la elaboración de una pomada que puede ser muy útil si deseas tratar los hongos, el molesto acné y muchos de los síntomas ocasionados por enfermedades virales.

Ingredientes:

  • Cinco dientes de ajo
  • ¼ de taza que contenga aceite de coco virgen
  • ¼ de taza de aceite de oliva, extra virgen
  • Un recipiente de vidrio

Preparación

Lo primero que debes hacer es colocar el aceite de coco en una olla y proceder a llevarlo a baño de María, para que este se pueda derretir rápidamente. Una vez que esté completamente derretido, añádele el aceite de oliva extra virgen y los ajos previamente machacados, mezcla muy bien.

Lo siguiente que harás, será bajar el volumen del fuego y dejar que los ingredientes se concentren muy bien, luego de unos 4 minutos, retira la olla del fuego. Una vez que la mezcla se haya reposado, debes verterla en el recipiente de vidrio, esto debes hacerlo antes de que la mezcla se solidifique. El recipiente de vidrio que escogiste debe haber sido esterilizado previamente. Usa esta pomada para tratar heridas con la cantidad que consideres necesaria.

Pomada antiséptica a base de caléndula

La caléndula tiene también efectos antisépticos, aparte de ser un estupendo antinflamatorio y perfecta para la cicatrización de las heridas. Úsala para hacer una pomada natural en casa.

Ingredientes

  • Cinco cucharadas de caléndula, puede ser caléndula seca o fresca, como lo desees
  • ¼ de taza de aceite de oliva, extra virgen
  • ¼ de taza de cera de abejas

Preparación

Antes de comenzar con la preparación debes haber hecho un proceso de maceración con las flores de la caléndula en el aceite de oliva, esto durante unos 40 días y noches. Usa un frasco de vidrio, preferiblemente oscuro para llevar a cabo este proceso.

Una vez que pasen los días, separa con un colador la caléndula del resto del extracto, luego coloca el aceite en un recipiente que sea resistente al calor y llévalo a baño de maría, por unos 5 a 10 minutos, a continuación, agrega la cera de abejas, remueve muy bien y asegúrate de que todo quede bien mezclado, hazlo con una cuchara de madera.

Cuando hagas esto guarda la mezcla en un frasco de vidrio y colócalo en un lugar fresco, hasta que la pomada se solidifique, puede durarte medio año.