Estos son todos los indicios que puedes encontrar en tus plantas que te indicarían que su estado de salud no es el adecuado, algo importante, pues si las plantas están enfermas deberíamos actuar y tomar las medidas para que puedan recuperarse antes de que sea tarde:

  • Toma en cuenta diferentes factores: Hay diferentes agentes que pueden llegar a afectar la vida de las plantas, entre estos se encuentran el exceso de luz solar y el exceso de humedad al que algunas veces están expuestas.  Hay que tener en cuenta que las plantas, al igual que los humanos, se ven afectadas por los cambios ambientales, ya que también son seres vivos. La falta de vitaminas, el descuido en su mantenimiento, falta de sustrato y las diferentes plagas que pueden afectar a las plantas, también son factores que pueden poner en riesgo a las plantas, ubica tus plantas en macetas y pon atención especial a los siguientes signos:
  • Opacidad: La falta de opacidad en algunas plantas puede llegar a ser un factor que se debe tomar en cuenta, por lo que debes considerar si tus plantas no han tenido un crecimiento optimo, esto quiere decir, que no han vuelto a crecerle nuevos brotes. Las razones de la opacidad pueden ser múltiples, entre estas se encuentran: la falta de abono, la falta de agua, lo que indica que se está haciendo un riego de manera incorrecta. Debes poner cuidado cuando las hojas de la planta comienzan a caerse una vez que están secas, o si el abono de las mismas llega a rebosarse de agua, ya que esto puede ahogarlas. Toma en consideración si tu especie debe estar en la sombra o por el contrario requiere de luz.
  • Capullos: Los botones y las flores son partes que demuestran en algunos casos signos por los cuales puedes deducir que tus plantas están comenzando a tener problemas de salud, supervisa que estas no se estén marchitando o se vean débiles, prueba cambiándolas de ambiente, en algunas oportunidades esta suele ser la solución.
  • Blanco en vez de verde: Cuando esto ocurre es una señal de que tus plantas han contraído hongos, hay motas que pueden llegar a aparecer y dejar revelar la enfermedad de la planta, además de esa molesta capa de polvo, que puede llegar a tener semejanza al talco, indicando que la planta contrajo una infección. Para prevenir que la infección se riegue a través de todo el cuerpo de la planta, debes comprar una formula especial y rociarlas con la misma, por otro lado, aséalas con frecuencia.
  • Raíces podridas: Las raíces pueden llegar a podrirse, en algunas ocasiones esto no es tan fácil de detectar, pero muchas veces llegan a emitir un mal olor y por ello te darás cuenta, la solución para ello debe ser replantarlas, pero antes de eso deber dejar que las raíces se sequen por lo menos por un día. Si es un caso especial y mucho más extremo donde las raíces se quiebren y desmoronen con facilidad, te recomendamos desecharlas y comprar plantas nuevas.