Si tus juanetes están inflamados te causarán dolor,  para su alivio puedes mezclar los siguientes ingredientes naturales, ofrecidos por el farmacéutico Carlos Burgstaller en su texto La Vuelta a los Vegetales.

Unos 30 gramos de Chamico, con 30 gramos de Adormidera o amapola, más 30 gramos de flores de Malva, 30 gramos de  Manzanilla, 30 gramos de Cola de Caballo, luego lo pones a hervir en 1 ½ litro de agua, cuando  esta composición enfríe, la cuelas, le agregas afrecho y que repose durante un día. Al cumplir ese periodo la pasas por el colador nuevamente, empapas un apósito y lo colocas en el juanete, de manera que todo el pie quede arropado. Repites esta operación durante varios días hasta ir minimizando el dolor.

Conozcamos un poco las propiedades medicinales de las plantas que integran la receta arriba descrita:

  • Chamico: Se dice que es originaria de Asia, que su uso exige cierta cautela porque se considerada una planta venenosa. Es indicada por sus propiedades curativas en las partes adoloridas del reumatismo, siendo este una de las causas que ocasionan los juanetes. Pertenece a la familia de las solanáceas, sus hojas son grandes y cortadas, su fruto tiene forma ovalada similar a un huevo, pero de color verde. Es punzante gracias a sus pronunciadas espinas. Florece en la primavera y en el verano; si quieres verla es común encontrarla como una maleza entre cultivos o terrenos baldíos.
  • Amapola o dormidera: Originaria de la zona del Mediterráneo, también se le conoce como planta del opio, caracterizada por sus propiedades analgésicas. Planta herbácea, de raíz color blanco y tallo frágil. Sus flores de 4 pétalos se caracterizan por los colores lila, blanco, amarillo, rosado o violeta. Produce somnolencia y calma los dolores, esto debido a sus cualidades sedantes y analgésicas, por eso es tan propicia para las enfermedades dolorosas, en este caso como los juanetes.
  • Malva: Entre sus propiedades es excelente antinflamatorio, la cual sería su función en esta enfermedad, pero también es emoliente, cicatrizante, digestiva, expectorante. De uso interno y externo puede ser preparada en infusión, decocción o cataplasmas. Ayuda en las diversas afecciones de la piel. No tiene contraindicaciones y propiedades tóxicas. Muy recomendada para realizar baños de pies y manos.
  • Manzanilla: Con propiedades desinflamatorias, en esta oportunidad la manzanilla puede tener un uso externo como el señalado en la receta prescrita o interno como infusión para facilitar el conciliar el sueño a consecuencia de un día agotado a lo que se suman unos pies cansados y adoloridos.
  • Cola de caballo: Garantiza la reparación de los tejidos, es un reconstituyente de huesos y tendones. Útil para las lesiones y convalecencias a causa de un esfuerzo físico.

Años atrás todo aquel que trabajaba la tierra, era del campo, del pueblo, se le llamaba Juan, por eso las durezas en sus pies a causa de sus  pobres condiciones de vida recibieron el nombre de juanetes, quizás tengas juanetes aunque este no sea tu caso, pero si de algo ayuda saber este pasaje de la historia, es que los pies merecen una que otra vez, algo de descanso.