Además de dar un buen aire a la decoración, las plantas tienen propiedades purificadoras, mejoran el ánimo, incrementan la felicidad y, por ende, la productividad en el trabajo. Gracias al proceso de fotosíntesis, todas ellas son capaces de purificar el aire y reducir el polvo.

Sin embargo, ubicarlas en un lugar cerrado como una oficina puede ser un problema para ellas pues carecen de luz solar o de aire. En caso de que tu oficina no cuente con suficiente ventilación, puedes optar por tener un cactus o plantas artificiales. A pesar de ello, lo mejor es contar con al menos una fuente de ventilación y ubicar una planta cerca de donde se sitúe. 

En la gran variedad de plantas que existen, solo algunas se recomiendan tener dentro de la oficina. Entre ellas se encuentran las siguientes:

  1. Bromelia: es una planta tropical caracterizada por sus flores coloridas y por no requerir de riegos frecuentes.  Entre las de su clase puedes conseguir la Tilandsia, la Guzmania y la Neoregelia.
  2. Dracaena: entre sus especies, la más recomendada es la Dracaena marginata, ya que es adecuada para los rincones en los que, por lo general, no sobreviven muchas plantas. Las raíces son capaces de acumular la humedad por lo que no necesitan constantes riegos.
  3. Poto: se recomienda contar con esta planta en la oficina porque ayuda a purificar el aire. Es recomendable ubicarla en un lugar en donde la luz no le afecte directamente y regarlo cada vez que la tierra esté seca.
  4. Sansevieria: se le conoce como Espada de San Jorge o Lengua de Suegra. Se caracteriza por ser resistente a los cambios en su entorno. Puede aguantar la falta de iluminación o el exceso de luz solar y si eres olvidadizo con el cuidado de las plantas. No importa si olvidas regarla al menos una vez porque es resistente a la sequía.
  5. Cactus: es la planta ideal para los olvidadizos y descuidados. Esta pequeña planta es capaz de soportar la falta de agua. Solo manténla cerca de una ventana.
  6. Alegría de la casa: es una planta pequeña que se adapta muy bien en recipientes pequeños. Su nombre se debe a que está llena de flores muy bellas. Se recomienda colocarla en un lugar iluminado.
  7. Aloe Vera: es resistente, duradera y con excelentes propiedades para la piel. Se recomienda ubicarlas en un lugar iluminado y cuidarla de cambios bruscos de temperatura.
  8. Hierba buena: es una muy buena opción ya que su aroma es agradable. Para tenerla, solo se debe mantener húmeda la tierra. Esta planta se puede utilizar para múltiples funciones.
  9. Violetas africanas: estas son muy buenas plantas para decorar pues sus flores son de llamativos colores como rojo frambuesa, blanco, azul o morado. Por lo general se cultivan en pequeñas macetas de terracota. Es común que se coloquen también en escritorios.
  10. Bambú: es conocida como una planta zen que aporta color y suerte a los espacios. Originaria de China, es el alimento preferido de los osos panda.
  11. Planta china siempre verde: no necesitan mucha iluminación para poder vivir. Su crecimiento es poco y lento. Alcanzan los 40 cm de alto. Es recomendable porque no necesita que la poden.
  12. Palma del paraíso: su nombre científico es Kentia Forsteriana. Es una planta muy atractiva caracterizada por sus palmas arqueadas. No necesita de mucha iluminación y puede vivir en un rincón. Lo que se debe considerar es que con el paso del tiempo puede crecer mucho. Sus hojas se ramifican a medida que crece, por lo que se recomienda podarla de manera que su crecimiento se dirija en forma vertical.