Roma es, sin dudas, una ciudad impresionante. Es un museo a cielo abierto, una gran pieza de la historia occidental. Con tantas callejuelas zigzagueantes y tres mil años de arquitectura sobre sus espaldas, la ciudad puede atraparte y hacer que quieras quedarte para siempre. Con suerte, si arrojas una moneda en la Fontana di Trevi, volverás a ella.

A continuación, te compartimos una lista de algunos de los paseos que puedes hacer cuando visites Roma:

  • Del Coliseo a Santi Quattro Coronati: cerca del Coliseo se encuentra el monte Celio, una de las zonas más calmas de Roma, por lo que ha sido siempre un área excelente para la vida monástica. Partiendo desde el Arco di Constantino, junto al Coliseo, se debe tomar la Via di San Gregorio hasta llegar a la Iglesia San Gregorio Magno. Luego, tomando la calle Clivo di Scauro hacia la izquierda podrás ver la iglesia de Santi Giovanni e Paolo. Cuando llegues a la plaza del mismo nombre, verás justo enfrente la entrada posterior de la Villa Celimontana, un hermoso jardín renacentista lleno de fuentes y helechos. Posteriormente, tomando la Via della Navicella, encontrarás la fuente de Santa María in Domnica, que contiene un mosaico con motivo religioso del siglo IX. En la zona hay varios restos del acueducto de Nerón que aún se mantienen en pie. Al finalizar, siguiendo por la Via dei Santi Quattro, encontrarás la fortaleza medieval que alberga la iglesia que da nombre a la calle.

Paseo por la zona del Coliseo, pasando por el Arco de Constantino

  • De la Fontana di Trevi a Via Veneto: al igual que las Escalinatas Españolas y el Coliseo, la Fontana di Trevi es una de las atracciones romanas más conocidas en todo el mundo. Entre la Piazza Barberini (donde nace la Via Veneto), la Fontana di Trevi y el Largo Magnanapoli se encuentra una zona en forma de triángulo donde se encuentran varios sitios interesantes. En el centro de esta área se encuentra el Palacio y los Jardines del Quirinale, que se encuentran sobre el monte del mismo nombre y que sirve como residencia del presidente de Italia. Cruzando la Via del Quirinale se encuentra la iglesia Sant’Andrea al Quirinale, que fue construida por orden de los jesuitas en el siglo XVII y llevada a cabo por el famoso arquitecto Gian Lorenzo Bernini. Por su parte, la Fontana di Trevi fue construida a pedido del papa Clemente XII  y diseñada por Nicola de Salvi en el siglo XVIII.

Caminando desde la Fontana de Trevi también conoceremos varios sitios turísticos

  • De la Piazza di Spagna a la Villa Borghese: la Piazza di Spagna, donde se encuentran las célebres Escalinatas Españolas, es una de las áreas más populares entre los turistas que visitan Roma. En la cima de las escalinatas se encuentra la iglesia Trinitá dei Monti. Luego de visitar esta zona, puedes tomar la Via del Babuino para llegar hasta la Piazza del Popolo, una de las plazas más famosas de Roma. Allí se hallan la iglesia y la puerta del mismo nombre. Continuando hacia la Viale Washington, llegarás a la Piazzale del Fiocco, y tomando la calle a tu izquierda llegarás a la Galería Nacional de Arte Moderno y al Museo Nacional de Villa Giulia. Allí te encontrarás rodeado de jardines y fuentes pertenecientes a la antigua Villa Borghese.

Escaleras desde la Plaza de España