Lo primero que deberías hacer al llegar a la ciudad es visitar su centro y caminar sus calles repletas de tráfico y ruido para adentrarte en la realidad de un porteño en la ciudad, todo ello a través de un paseo por Buenos Aires que te vamos a ir describiendo. Deberás desplazarte hasta la 9 de Julio y tomarte una foto con el Obelisco de fondo es una buena idea para empezar. Una vez en el centro, y transitando sus calles, se podrá observar la arquitectura típica de la ciudad con edificios antiguos de estilo francés que caracterizan a esta ciudad. Luego pasar  a fotografiar la Casa Rosada, el Palacio Barolo, La Catedral Metropolitana, el Teatro Colón, y el Palacio del Congreso de la Nación. En  el centro hay numerosas pizzerías de gran tradición, ideales para matar al apetito y de paso conocer un poco de la gastronomía tradicional de la mano de los maestros pizzeros de la ciudad.  Una de las más representativas es Güerrin. Por la tarde, es casi obligatorio detenerse a tomar un café en Café Tortoni en la Avenida de Mayo inaugurado en 1858 o en el Café de los angelitos  ubicado en la Avenida Rivadavia. Aquí asistía Carlos Gardel cuando comenzó su carrera artística como cantante de Tango.

Obelisco en Buenos Aires

De noche se puede visitar Puerto Madero, con su espectacular vista al puerto y los edificios modernos de la zona. Asimismo, Puerto Madero ofrece una gran variedad de restoranes en donde disfrutar de la comida local e internacional de gran calidad. Luego de cenar, se puede pasear por el puerto y cruzar el Puente de la Mujer o visitar la Fragata Libertad. Otro barrio muy popular entre los porteños por su oferta gastronómica es Palermo, y el  SOHO. Allí se encuentra vasta diversidad en bares y restoranes de todo tipo a un presupuesto un poco menor en comparación con Puerto Madero.

Puerto Madero por la noche

En tu visita a Buenos Aires no dejar de visitar La Boca y pasear por Caminito, el histórico barrio porteño que recibió, entre 1830 y 1852, las primeras familias de inmigrantes provenientes de Italia. Los inmigrantes se agruparon en los famosos Conventillos y pintaron sus casas con la pintura que sobraba de los barcos que allí anclaban; y por eso las casas de La Boca poseen esa característica colorida que tanto la identifica.

Barrio Caminito en Buenos Aires

El barrio de San Telmo también merece su recorrido, visitando la Plaza Dorrego, el Mercado de San Telmo, el Parque Ledezma o el Museo Histórico Nacional. También visitar el barrio Recoleta; allí disfrutar del hermoso barrio  antiguo con sus hermosas construcciones y plazoletas, incluida la Plaza de Libertador,  la Flor Mecánica, La Facultad de Derecho, con sus grandes escalinatas,  el  Cementerio Recoleta, y el Museo de Bellas Artes.

Plaza del Libertador

Buenos Aires tiene mucho para ofrecer a sus visitantes. Existe un bus turístico que te lleva por los lugares más importantes,  así como también,  diversos tour organizados por la ciudad.